La subdelegada del Gobierno en Pontevedra, Maica Larriba, calificó como “inasumible” a cifra de 25 fallecidos que registra la provincia a falta de un mes para que termine el año y que supera ya “a las contabilizadas en el 2019 y 2020”. Larriba incidió en que de estos casos, cuatro víctimas mortales fueron peatones atropellados y otros siete fueron motociclistas.

Ante estos datos, Larriba ha querido llamar la atención sobre “los descuidos y distracciones, que siguen estando detrás de la mayoría de estos accidentes”. Asimismo, la subdelegada quiso destacar “que registramos una tasa del 1,77 % de positividad cuando se realizan controles de alcohol, una cifra que se eleva hasta el 53 % en el caso de los controles de drogas”.

Por otra parte, la Guardia Civil interpuso más de 2.700 denuncias a conductores por no llevar el cinturón puesto, gesto que “debería ser automático cada vez que una persona se sube a un vehículo”, incidió la subdelegada del Gobierno en la provincia.