Agentes de la Policía Local de Vigo han detenido a una vecina de la ciudad, E.P.S., de 43 años de edad y natural de Brasil, como presunta autora de un delito de violencia en el ámbito familiar, tras haber agredido a su pareja durante una discusión.

Según han informado fuentes policiales, los hechos ocurrieron en la madrugada del domingo, cuando una dotación del 092 acudió a un domicilio de la calle Torrecedeira, alertada por vecinos que escucharon una fuerte discusión de pareja.

Cuando los agentes llegaron, les abrió la puerta de la vivienda una mujer que aseguró que no había pasado nada y que su pareja no estaba en el domicilio. Los policías también le preguntaron si tenía algún tipo de lesión y necesitaba asistencia médica, pero la mujer dijo que no, "mostrándose en todo momento poco colaboradora".

Al abandonar la vivienda, los policías se encontraron en el portal del edificio a un varón que tenía la camisa desgarrada, erosiones en la cara y un mordisco con hemorragia en el antebrazo derecho, por lo que solicitaron una ambulancia. El herido fue evacuado al PAC de Pizarro para ser atendido de sus lesiones.

El hombre reconoció a los agentes que había tenido una discusión con la mujer identificada momentos antes y que ella le había agredido y amenazado con un cuchillo. El hombre la sujetó y ella le propinó un mordisco en el brazo, después de lo cual, el varón abandonó la vivienda.

Tras escuchar el relato, los agentes regresaron a la vivienda donde habían ocurrido los hechos y procedieron a la detención de la mujer, como presunta autora de un delito de violencia en el ámbito familiar.

Arrestado por agredir a varios agentes

Por otra parte, la Policía Local también ha informado de la detención de un hombre, D.F.A., de 38 años de edad, como presunto autor de un delito de atentado, tras agredir a varios agentes.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del domingo, cuando una dotación policial acudió a un local de la calle Sanjurjo Badía (abierto fuera del horario permitido) por la presencia de varios individuos en el exterior del establecimiento, causando molestias a los vecinos.

Los agentes identificaron a un varón que no llevaba la mascarilla puesta y, cuando le requirieron para que se la pusiera, éste se negó y respondió de forma airada.

El hombre propinó un empujón a uno de los policías y luego se abalanzó sobre otro que le sujetaba para evitar otra agresión, cayendo ambos al suelo. Finalmente, el individuo fue reducido y detenido por atentado contra agente de la autoridad.