La Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, con sede en Vigo, acoge esta semana el juicio contra una mujer por el robo de joyas a personas mayores a las que abordaba en sus portales o cuando accedían al ascensor. A parte de los delitos de robo con violencia, también se le atribuye un ilícito de estafa al sacar dinero de la cuenta corriente de una de las víctimas a las que sustrayó su cartera. La Fiscalía solicita por estos hechos un total de 25 años de prisión.

En total son seis las víctimas sobre las que empleó, siempre según el escrito del Ministerio Público, el mismo modus operandi: esperaba a que accedieran al portal de los edificios para abordarlas y sacarle las joyas que llevaban puestas o las carteras de sus bolsos.