El conselleiro do Medio Rural, José González, denunció el pasado viernes la “falta de cooperación” del Concello para la creación del anillo verde. Y el alcalde, Abel Caballero, le respondió: “Miente”. El regidor olívico defiende que la Xunta emitió un informe en el que pide al gobierno local que, en primer lugar, compre el suelo para, más tarde, concretarle si la franja de protección contra los incendios “está bien o mal trazada”.

“Es decir: compramos el suelo para que, después, no valga. La Xunta nos tiene que decir cómo es el trazado para que, a partir de ahí, compremos el suelo. La Xunta no quiere que Vigo tenga un anillo verde para protegerse de los incendios. Está haciendo todo lo que puede para que las cosas no vayan bien en la ciudad, de hecho, en el incendio [de octubre de 2017], la Xunta no apagó el fuego, lo tuvimos que hacer los de Vigo sin su ayuda”, apuntó.