Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Concello adjudica la reforma de la Praza Elíptica: así cambiará de traje

Estado actual de la Praza Elíptica R. Grobas

La Praza Elíptica 2.0 está un paso más cerca de hacerse realidad. La Junta de Gobierno Local adjudicó las obras de humanización de este espacio, también denominado Praza Francisco Fernández del Riego, que disponen de un presupuesto de 2,3 millones de euros y un plazo de ejecución de un año. Las claves: ganará un 30% de zonas para peatones y, en su ADN, llevará escrita la palabra autosostenibilidad –se instalarán pérgolas con un centenar de paneles solares que darán energía a todo el ámbito–.

La idea que el gobierno local tiene entre ceja y ceja a la hora de llevar a cabo esta actuación, según concretó en la rueda de prensa diaria el alcalde olívico, Abel Caballero, es convertir la Praza Elíptica, por su “ubicación estratégica”, en un “nexo” entre una zona verde –O Castro–, la Gran Vía, la Praza de España –una de las entradas a la ciudad– y la calle Venezuela. El regidor señaló que las rampas de Gran Vía contribuirán a mejorar la accesibilidad de la plaza, que contará “con mucha zona verde y áreas de descanso” y será “prácticamente peatonal y autosostenible”. Presumirá de dos pérgolas que sostendrán 100 paneles solares para dotar de energía a las instalaciones proyectadas y a la iluminación del entorno.

4

Cuenta atrás en la Elíptica para estrenar nuevo perfil en 2022

Los trabajos previstos también contemplan el establecimiento de nuevo mobiliario urbano y la renovación de los pavimentos, así como el cambio de las redes soterradas de saneamiento y abastecimiento de agua, luz, electricidad, comunicaciones y gas. Caballero añadió que la actuación ayudará a suplir la carencia de zonas verdes que existe en este punto de la urbe. La humanización de la Praza Francisco Fernández del Riego, a su vez, ayudará a poner en valor el entorno –ya potenciado con la reforma de Gran Vía y la humanización de la calle Venezuela– y reforzará su papel como plaza urbana.

En el último mes, el Concello dio luz verde a varias humanizaciones. Una de las más relevantes es la de la primera fase de la calle Romil: se licitó por 1,2 millones de euros. En este abanico, aparecen, además, la aprobación del proyecto de reforma de la Estrada Clara Campoamor –463.000 euros– o el inicio de los trabajos para ejecutar el lifting de la calle Rosal –385.000 euros–. Y, en marcha desde hace meses, se encuentran las obras de la Porta do Sol con el objetivo de convertirla en la gran plaza de la ciudad.

Subvenciones

La Junta de Gobierno Local también acordó conceder 375.000 euros a 40 asociaciones de la ciudad, según informó Abel Caballero en la rueda de prensa. De este modo, el Concello resuelve la convocatoria por concurrencia competitiva lanzada para fomentar el asociacionismo y la participación ciudadana en Vigo. “Con estas ayudas, Vigo coopera con entidades vecinales, deportivas o culturales, entre otras razones, para costear sus gastos de mantenimiento, las compras de equipamiento, la adquisición de inmuebles o las obras que tengan que acometer”, precisan fuentes de la entidad de la Praza do Rei.

“Los peores presupuestos de la Xunta para Vigo”

“Son los peores presupuestos de la Xunta de Galicia para Vigo en la historia”. Así de rotundo se mostró el alcalde olívico, Abel Caballero, en su valoración de los presupuestos del gobierno gallego del próximo año. Lamentó que la partida que se lleva el cacho más grande de la tarta contempla “65.398.000 euros para el fondo de inversión especulativo francés Meridiam, que es el propietario del hospital Álvaro Cunqueiro, un hospital privado”. “Nos toma el pelo; se está riendo de esta ciudad. Es un insulto”, manifestó.

El regidor criticó que no aparezca la residencia de mayores en Teis “de la que habla la Xunta” y “paga Amancio Ortega”, así como que no haya partida para equipamientos sociales en la urbe: “Todo lo que hay son inversiones de los fondos del Gobierno de España dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia”. En materia de cultura, Caballero afeó a la Xunta que solo destine 25.000 euros a la creación del Centro Galego de Arte Contemporánea en Vigo. “A esta velocidad, si tienen que invertir 1 millón de euros, tardan 40 años”, anotó antes de denunciar que la Xunta sigue sin construir el IES de Navia: “El suelo ya está a su disposición”.

El BNG rechaza los presupuestos autonómicos para la urbe porque, entre otros motivos, “no refuerzan los servicios públicos”. Marea de Vigo señala la falta de recursos sociales. El PP vigués defiende que la Xunta es la institución que más invierte en la ciudad: “Más de 160 millones de euros”.

Compartir el artículo

stats