Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP busca (de nuevo) líder en Vigo

De izq. a dch. y de arriba a abajo: Alfonso Rueda, Corina Porro, Diego Gago, Elena Muñoz, Javier Guerra, Jesús Almuiña, Julio García Comesaña, Alfonso Marnotes, Marta Fernández-Tapias y Teresa Egerique

¿Quién es el líder del Partido Popular en Vigo? Con dos años cumplidos en situación de provisionalidad, dirigidos por una junta gestora –con Corina Porro al frente que logró unificar un partido roto– y arrastrando el batacazo electoral que les dejó con cuatro concejales en la corporación de 2019, todo hace indicar que ha llegado el momento de decidir nombres. Y que el proceso se ha puesto en marcha.

La parálisis en los congresos autonómico y provincial –que condicionaban la celebración de los locales– debido a la pandemia, ha ido dilatando todos los plazos, pero poco a poco se han dado todos los pasos. El pasado fin de semana el PP de Pontevedra reeligió por casi unanimidad a Alfonso Rueda. Y en julio ya lo había hecho a nivel autonómico con Alberto Núñez Feijóo. Comienza así la cuenta atrás para presentar la(s) lista(s) para el próximo congreso vigués.

A meses de esta cita crucial –que aún no tiene fecha y cuya decisión está en manos del propio Rueda– para el devenir de los populares, lo cierto es que en el partido nadie ha manifestado alto y claro su intención de optar al liderazgo.

Sin embargo, la primera que ha dado un paso al frente ha sido la delegada de la Xunta en Vigo, Marta Fernández-Tapias. No es un paso definitivo pero sí esclarecedor de cuáles son sus intenciones. Al menos en fuentes del PP local así han entendido sus manifestaciones en la entrevista publicada ayer por FARO. En ella, Fernández-Tapias habla de “trabajar para recuperar la posición que tenía [el PP]” y “ensanchar la base para sumar personas, gente nueva que nos aporte todo lo que nos hace falta para conseguir ser esa alternativa”.

Defiende también la “unidad" como algo a lo que “todos tenemos que atender”, pero también expresa la necesidad de una “renovación de personas y de una regeneración”. Y deja una frase que en cargos del PP no ha pasado inadvertida: “En el partido no sobra nadie, pero tampoco nadie es imprescindible”. Porque esa apelación al cambio ha levantado ampollas entre significados militantes del PP.

Eso sí, preguntada sobre si optará al cargo de presidenta local, Fernández-Tapias respondió con la fórmula del cada cosa a su tiempo: “Cuanto toque y esté convocado [el congreso], decidiré si me voy a presentar o no”, dijo. En todo caso, esa afirmación va más allá de la que ha pronunciado durante meses: su tarea estaba “centrada” en defender la gestión de la Xunta.

HUGO BARREIRO | Pincha en en la imagen para ampliar

De momento, lo que tanto la militancia como la ciudadanía viguesa perciben es a una delegada de la Xunta que ha eclipsado al portavoz popular, Alfonso Marnotes, y al resto de cargos con una agenda repleta de actos oficiales.

Además, un año después de ser nombrada delegada, Fernández-Tapias acaba de sumar una de las vicesecretarías del PP provincial. Con lo que su influencia va creciendo en consonancia con sus apoyos desde la estructura provincial del partido, que también ha promocionado como coordinador comarcal a Julio García Comesaña, actual conselleiro de Sanidade, pese a que hace unos meses ni siquiera estaba afiliado al PP.

Comesaña se ha descartado públicamente tanto para presidir el partido en Vigo como para ser candidato a la alcaldía. “No me veo en absoluto. No soy una nueva opción”. Pero quien sí lo ve ya en su equipo es Fernández-Tapias, que no ha dudado en señalar que “Comesaña y yo vamos en el mismo barco, que es el del equipo de Feijóo. Trabajaremos juntos”.

La última presidenta que tuvo el PP de Vigo fue Elena Muñoz, que encabezaba la lista oficial y logró ganar la presidencia del partido frente a Javier Guerra (que logró el 43% de los votos) en 2016. Muñoz heredó entonces un PP dividido que se quedó en cuatro concejales en las municipales del 2019. Tanto él como ella son actualmente senadores en Madrid. En fuentes del PP dan por hecho que Guerra podría plantar de nuevo batalla y pelear por llevar las riendas del partido en Vigo. Y otra vez contra el candidato oficialista... o candidata.

Recuperar la Presidencia de la Diputación como un objetivo preferente

El desafío del Partido Popular en Vigo es doble: levantar el vuelo tras el último batacazo municipal y contribuir a que la formación recupere la Presidencia de la Diputación de Pontevedra. Para ello es imprescindible un crecimiento espectacular en votos y concejales. El propio presidente del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, así se lo hizo saber a los diferentes líderes municipales de la provincia durante la celebración del congreso en Pontevedra. Si no se consigue ese objetivo marcado con letras mayúsculas tras las elecciones de 2023, “seremos un partido sin iniciativa y en crisis”, llegó a decir. El líder del PP autonómico les puso deberes a sus dirigentes locales: deben “recuperar esos ayuntamientos en los que por unas decenas de votos perdimos la mayoría absoluta o aquellos en los que nos equivocamos radicalmente” en las elecciones de 2019. También el reelegido presidente provincial (con el 98,13% de los apoyos de los congresistas), Alfonso Rueda, insistió, en esa misma línea, al asegurar que “tenemos mucho que recuperar en Pontevedra y Vigo”, además de muchos ayuntamientos de la provincia que no estamos gobernando por muy pocos votos”, les recordó. “Preparémonos porque tenemos por delante un año y medio de trabajo para recuperarlos”, les arengó.

Compartir el artículo

stats