Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gran Vigo

Los detalles de la humanización de Beiramar: 850 m2 de zonas verdes, 85 árboles...

Recreación de cómo quedará la humanización

De una Beiramar marcadamente gris a otra con 85 árboles, más de 200 arbustos, carril bici y senda peatonal. El lavado de cara que está ejecutando la Autoridad Portuaria en esta avenida –entre O Berbés y la Praza da Industria Conserveira– dará luz a un bulevar que presumirá, en total, de 850 metros cuadrados (m2) de zonas verdes. Una vez finalizadas las obras –será, aproximadamente, a finales de año–, se sumará a la lista de vías humanizadas que modifican por completo la huella dactilar de la ciudad olívica y la hacen más agradable, más próxima a su gente y a los que la visitan. El objetivo de la entidad presidida por Jesús Vázquez Almuiña: lograr una conexión amable para viandantes y ciclistas por el borde portuario.

La actuación se enmarca en el conjunto de intervenciones destinadas a la Humanización y mejora de la movilidad en el frente portuario, apartado recogido en el Plan de inversiones 2021-2026. Se trata de la primera parte de un proyecto que enlazará, mediante una senda ciclo-peatonal de unos 7 kilómetros de longitud, Guixar con Bouzas pasando por Areal y As Avenidas.

Recreación del resultado de la actuación FdV

Las obras que se llevan a cabo en el primer tramo contemplan la renovación de las aceras de ambos márgenes: en algunos tramos del lado mar, se amplía hasta los 5,5 metros (3 metros peatonales y un carril bici de 2,5); en el lado tierra, se estira hasta los 4 metros de ancho. La amplitud de la acera en la zona de los soportales, a la altura de O Berbés, llegará a los 6 metros, lo que ayudará a “poner en valor un espacio que es el origen del puerto y de la ciudad”, señalan fuentes de la Autoridad Portuaria.

Para la construcción de las aceras, se están utilizando baldosas fotocatalíticas descontaminantes, logrando un pavimento que contribuye a la eliminación de elementos nocivos presentes en el aire –en especial, óxidos de nitrógeno– y reduce los niveles de contaminación atmosférica. El lifting a Beiramar también trae bajo el brazo la instalación de bancos –que conformarán más de 150 metros lineales de asientos de descanso– y diferente mobiliario urbano, así como la renovación de la iluminación. El presupuesto de esta actuación, centrada en la consecución de una avenida pensada para el disfrute de los vigueses y visitantes, asciende a casi 2 millones de euros.

Andrés Salvadores, jefe de la división de Desarrollo de Inversiones, comparte con Almuiña los detalles de la actuación FdV

El acondicionamiento de esta vía, como defienden desde la Autoridad Portuaria, persigue el equilibrio entre los intereses de la ciudadanía y las actividades portuarias de la zona. Y es que este vial es un eje principal del puerto. Se trata de un entorno con un gran flujo de tráfico generado por las necesidades específicas de las actividades que se desarrollan en el ámbito. Este es el motivo por el que esta avenida mantendrá los dos carriles de circulación en cada sentido. Además, para dar cobertura a los trabajadores de la zona, “se están estudiando diferentes alternativas” con el objetivo de dar respuesta a la “enorme demanda” de aparcamientos.

“Hay que tener en cuenta que, además de las operaciones pesqueras, esta avenida da servicio a los astilleros y varaderos ubicados en todo ese frente y, por la misma, también circula el transporte especial de grandes piezas. Cabe recordar que, el pasado año, se movieron a través del puerto de Vigo mercancías por valor de 13.500 millones de euros”, apostillan.

Segunda fase

La Autoridad Portuaria ya trabaja en hacer realidad la segunda fase de la remodelación de la fachada marítima, que espera presentar en septiembre: ha iniciado los estudios del proyecto constructivo de la humanización desde la calle Coruña y la continuidad del carril bici desde Guixar hasta Bouzas, aportando soluciones constructivas para adecuar las conexiones en las rotondas de la Paellera y de O Berbés. También se prevé la integración paisajística de fachadas a lo largo de una amplia franja que irá desde la Praza do Porto Pesqueiro hasta Bouzas. El propósito: que este espacio luzca renovado y abrace a los ciudadanos.

La institución viguesa destinará casi 10 millones de euros a diversas actuaciones de interacción Puerto-Ciudad, “convirtiéndose, de esta manera, en la Autoridad Portuaria de España que, porcentualmente, más invierte en este tipo de trabajos en la fachada portuaria”, indican fuentes de la entidad.

Compartir el artículo

stats