Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así avanzan las obras de la nueva sede de la Zona Franca en Areal

Trabajadores ponen a punto la nueva sede de la Zona Franca en el centro de la ciudad

Trabajadores ponen a punto la nueva sede de la Zona Franca en el centro de la ciudad

Con el objetivo de finalizar las obras “en el último trimestre” de este 2021, como aseguró Regades en una entrevista concedida recientemente a FARO, los operarios se esfuerzan para poner a punto el nuevo hogar de la Zona Franca en el centro de la ciudad. Se trata de dos edificios ubicados en la confluencia de las calles Oporto y Areal. Uno de ellos, el de Areal, es el antiguo rectorado. El Consorcio se lo compró el año pasado al Concello –junto al anexo de la calle Oporto– por 5,6 millones de euros.

23

Así van las obras de la nueve sede de la Zona Franca en Areal Ricardo Grobas

El objetivo que tiene entre ceja y ceja la entidad es acondicionarlo, trasladar a ambos inmuebles el personal que tiene ahora en el polígono de Bouzas y reconvertirlo en su nueva sede central. Los operarios empezaron a trabajar en la estructura ya a finales de 2020, después de que el Consorcio adjudicase la obra en octubre a la UTE formada por Dragados S.A. y Prace, Servicios y Obras S.A. por 3,75 millones de euros. Maquinaria y operarios están ya a pleno rendimiento dentro del edificio para cumplir con el cronograma diseñado por el organismo estatal.

Cuando 2020 daba sus últimos coletazos, los primeros empleados de Bouzas se mudaron ya al edificio anexo al antiguo rectorado, antigua sede de la Diputación, que el Consorcio también le adquirió al Concello. En las oficinas del polígono boucense, trabajan unas 40 personas, que también harán sus maletas para irse a Areal-Oporto.

El edificio no será solo sede de la Zona Franca, también dará cobijo a iniciativas de los ciudadanos. Contará con un espacio reservado para ellos, asociaciones, organizaciones empresariales o empresas.

El inmueble del antiguo rectorado, que, antaño, sirvió de residencia al comerciante indiano Fernando Carreras o de oficina al Banco de España, ofrecerá salas, aulas y un auditorio de unos 120 metros cuadrados. La idea con la que se concibe, según David Regades, es dar vida a un “punto de encuentro”, una “oferta abierta para la ciudad” y un elemento que fortalezca el músculo del tejido asociativo y económico de la ciudad más grande Galicia. La propiedad suma alrededor de 2.800 metros cuadrados, a los que se añaden los casi 1.300 del edificio que se levanta en el número 3 de la calle Oporto.

Compartir el artículo

stats