Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vigo invierte 30.000 euros para "retirar" de las calles a conductores drogados

La Concejalía de Seguridad cambia la fórmula para garantizar los "narcotest"

La Policía Local de Vigo durante un control de drogas.

La Policía Local de Vigo durante un control de drogas. Adrián Irago

La Policía Local de Vigo invierte en seguridad y no escatima en pruebas de drogas. Su elevado coste (sobre todo si se compara con las de alcoholemia) ha ido dejando poco a poco de ser un obstáculo para los agentes. Antiguamente cada "narcotest" que se realizaba a un conductor podía superar los 100 euros. A mayores, el proceso de validación de resultados exigía lanzar periódicamente contratos menores que, muchas veces, eran insuficientes para poder realizar todas las pruebas que eran necesarias.

Para garantizar que la Policía Local pueda realizar todas las pruebas a conductores que consideren necesarias, la Concejalía de Seguridad acaba de encontrar otra fórmula.

A partir de ahora, y al menos durante dos años, los agentes de la Policía Local podrán realizar sin problemas una media de 400 pruebas de drogas anuales. El coste de cada una roza los 40 euros. Para el Ayuntamiento supone un desembolso de más de 30.000 euros, que es el importe por el que acaba de licitar por primera vez el servicio de recogida, transporte, recepción, análisis y entrega de resultados de las muestras salivales para la determinación cuantitativa de drogas (segundo semestre de 2021, 2022 y primer semestre de 2023).

El resultado de las pruebas que realizan los agentes debe ser validado por un laboratorio

decoration

Al contrario que con las pruebas de alcoholemia, cuyo coste es apenas de unos céntimos (lo que vale la boquilla) las pruebas de drogas es preciso validarlas, lo que incrementa su coste. Tras un positivo indiciario, los agentes deben tomar una prueba salival que posteriormente debe enviarse a un laboratorio (en Vigo al Instituto de Toxicología de Santiago). Precisamente esta licitación se ha lanzado para garantizar todo este proceso.

¿Cómo es el proceso en los controles de drogas?

Una prueba de drogas realizada en Ourense. Brais Lorenzo

El proceso de los "narcotest" es bastante más laborioso que las pruebas de alcoholemia. De hecho, en los primeros años su realización era tan costosa que en la mayoría de casos solo se realizaban cuando había indicios muy claros de que el conductor estaba bajo la influencia de algún tipo de droga. Los pasos, según se explica en uno de los número de la revista Tráfico y Seguridad Vial de la Dirección General de Tráfico, son los siguientes:

  1. Muestra: La toma de una muestra de saliva se realiza con unos dispositivos especiales. Se llama muestra ‘indiciaria’ y detecta la posible presencia de sustancias ilegales. Si da positivo en algún tipo de sustancia, se toma una segunda muestra de saliva. A ésta se la llama ‘evidencial’, su objetivo es detectar el tipo de sustancia y su cuantificación. El conductor positivo no podrá volver a ponerse al volante de su coche.
  2. Influencia: Simultáneamente, siguiendo un protocolo previamente establecido, el agente valorará los signos externos que presente el conductor: nerviosismo, temblor, sudoración… y que pueden influir en la conducción. Los agentes han recibido un curso de formación.
  3. Sangre: El conductor puede solicitar que se realice un análisis de sangre como prueba de contraste. La extracción se realizará por personal sanitario en un centro hospitalario o de salud. Si es positivo, el solicitante deberá pagar los gastos. Esta muestra también se envía al laboratorio.
  4. Laboratorio: Las muestras de saliva y sangre llegan al laboratorio en tubos precintados, dentro de neveras precintadas, en vehículos expresamente dedicados al transporte de muestras biológicas.
  5. Recepción: En el Laboratorio se comprueba (bridas de seguridad) que las neveras han llegado en correctas condiciones de seguridad y guardado la cadena de custodia. A continuación, se vacía su contenido y se chequea toda la documentación, registrando la hora y fecha de recepción.
  6. Registro: Se procede a la entrada de datos en el Sistema de Gestión de Laboratorio, mediante el escaneado de las muestras. La muestra ya está lista para analizarse.
  7. Análisis: Las muestras son acondicionadas (se separa la saliva de todas las posibles impurezas) para ser procesadas en los equipos analíticos. Los equipos están formados por un cromatógrafo de masas y un expectómetro de gases, que son los que determinan que tipo de droga hay en la muestra. Son capaces de detectar hasta 40 tipos de sustancias distintas, y desde cantidades tan pequeñas como un nanogramo.
  8. Validación: Los resultados son revisados uno a uno por personal facultativo especializado. A continuación se procede a la firma del informe final para su envío a la Jefatura correspondiente.
  9. Expediente: El informe del laboratorio se incorpora al expediente y continua su tramitación. Si se incoa en vía administrativa, la sanción es de 1.000 euros y la pérdida de 6 puntos. Si pasa a la vía penal, el Código Penal establece penas de prisión de 3 a 6 meses, o multa de 6 a 12 meses, o trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días, y privación del derecho a conducir de 1 a 4 años.

Compartir el artículo

stats