Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La nueva sede del Registro Civil en el Casco Vello será un “hormiguero”

Edificio del Casco Vello que albergará el Registro Civil.

Edificio del Casco Vello que albergará el Registro Civil. Pablo Hernández

La polémica por el traslado del Registro Civil al Casco Vello en lugar de a la Ciudad de la Justicia sigue coleando. Según los planos a los que ha tenido acceso el sindicato SPJ-USO, en la primera planta de la nueva sede, en la calle San Sebastián, se pretende ubicar a los trabajadores en once puestos ubicados en mesas corridas “sin apenas espacio entre ellos” ni con un acceso directo a los libros y a la documentación que utilizan a diario. Las nuevas dependencias tampoco contarán, según el sindicato, con las dos mesas auxiliares que actualmente forman parte del mobiliario para ayudar a que el trabajo sea cómodo y ergonómico. Por tanto, “no solo no se mantienen las condiciones de trabajo, sino que empeoran notablemente, lo que también va en detrimento de la eficacia del servicio”.

Porque el hecho de ubicar a todos los trabajadores en líneas y en espacios abiertos, sin despachos individuales, llevará a que los usuarios carezcan de la correspondiente intimidad y privacidad necesaria para la realización de ciertos trámites que “requieren una audiencia reservada”.

Además, en la sección derecha de la primera planta se ubicaría una pequeña sala de espera que se ubicaría frente a los baños de los trabajadores, que serán compartidos con los usuarios y, as u vez, un habitáculo compartido con el puesto de vigilante de seguridad, todo ello concentrado en un solo espacio. “Estamos en pandemia y la Xunta quiere convertir el nuevo Registro Civil en un auténtico hormiguero”, alerta la central sindical SPJ-USO. Recuerda además las dificultades de acceso al edificio de la calle San Sebastián, a donde no llega el transporte público y tampoco se puede acceder en coche.

El personal del Registro Civil ya calificó el traslado a la nueva sede como “inviable”, por lo que desde el sindicato se insiste en que se integre en las dependencias de la futura Ciudad de la Justicia, en la calle Pizarro, “para formar parte de un servicio global, plenamente unificado y coordinado, con acceso cómodo, llevando a una concentración de todas las dependencias judiciales, algo necesario porque existe una conexión diaria entre ellas para dar un buen servicio al ciudadano”.

Compartir el artículo

stats