Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los ingenieros industriales “brillan” el día de su patrón

Foto de familia de los asistentes al acto de celebración del patrón de los ingenieros.   | // PABLO HERNÁNDEZ

Foto de familia de los asistentes al acto de celebración del patrón de los ingenieros. | // PABLO HERNÁNDEZ

“Lo que importa no es lo que brilla, sino lo que lo hace brillar”. Con estas palabras quiso concluir su intervención Luis Espada Recarey este miércoles en el acto de celebración del patrón de los ingenieros industriales. Espada se refería así a la importancia del trabajo de los docentes y PAS – personal de administración y servicios – que con su trabajo hacen brillar a las personas tituladas que año tras año salen de la escuela y “esparcidos por todo el mundo se convierten en verdaderos embajadores de esta casa”.

El exrector pronunció la conferencia inaugural del acto de celebración de San José, patrón de los ingenieros industriales, que con unos meses de retraso por las circunstancias sanitarias, tuvo lugar en el salón de actos de la escuela en el campus.

"El primer día empezamos sin sillas y estuvimos todos de pie”

Durante su intervención, Espada explicó que en agosto de 1975 el consejo de ministros aprobaba la creación de la Escuela de Ingenieros Industriales de Vigo. Y no sería hasta octubre de 1976 cuando arrancaron las clases en una especie de barracones en la calle de la Paz. “Había 109 alumnos matriculados y el primer día empezamos sin sillas y estuvimos todos de pie”, recordó. Esas sillas llegaron por la tarde y fueron los propios profesores los que se encargaron de la descarga, entre ellos el propio Espada y José María Barja, que sería rector de la Universidad de A Coruña, posteriormente. “Mucho nos reímos después bromeando con el hecho de que para ser rector había que descargar sillas”, dijo Espada.

Espada destacó que “esta escuela es el germen de todo”, y puso como ejemplo que “en este salón de actos se celebró el primer claustro presidido por Fraga en el 91; aquí se votaron los estatutos por primera vez y los ingenieros de telecomunicaciones también empezaron aquí. Explicó también que un 70% de los ingenieros egresados trabajan en Galicia, un 17% en otras comunidades y un 13% en el extranjero, sobre todo en Alemania y Reino Unido.

El de esta mañana fue un acto muy emotivo en el que se entregaron múltiples reconocimientos, correspondientes a este curso y al anterior, cuando la pandemia impidió la celebración. Los profesores mejor valorados, los jóvenes investigadores, los PAS con más de 30 años de antigüedad y los profesores que cumplen también más de 30 años como docentes tuvieron su reconocimiento en un acto conducido por la subdirectora, Ana Mejías.

Intervención del profesor Eusebio Corbacho

Precisamente como representante de este último colectivo, el profesor jubilado Eusebio Corbacho protagonizó uno de los momentos más emocionantes. Doctor en Matemáticas, Corbacho, no dudó en pedir una pizarra y mostrar un pentágono regular hecho con un lazo. “La geometría es el arte de discurrir bien sobre figuras mal hechas”, dijo, y así comenzó una breve clase sobre los números irracionales.

Durante su intervención el profesor, que empezó a trabajar en la escuela de industriales cuando ésta llevaba cinco años funcionando, animó a los alumnos a pensar por sí mismos. “Activar el pensamiento crítico es prevenir contra la posverdad”, dijo.

Por último, el director de la Escuela, Juan Enrique Pardo, cerró el acto agradeciendo a la familia de los ingenieros industriales el esfuerzo realizado en estos meses de pandemia. “Hace un año y tres meses tuvimos que suspender el acto de celebración del patrón. Juntos hemos afrontado una situación sin precedentes y hemos sacado adelante un curso cuando las circunstancias parecían que nos lo iban a impedir”, indicó.

Pardo recordó que, pese a las circunstancias se ha avanzado con la puesta en marcha de nuevas titulaciones, dos de ellas para el próximo curso: Grado dual en Ingeniería de Automoción y Máster en Ingeniería Biomédica. “Quiero que este acto sirva también para recobrar la ilusión. Necesitamos del talante de los jóvenes para alcanzar una sociedad más justa y mejor preparada”.

Graduación alumnos de empresariales Marta G. Brea

El alumnado de Empresariales celebra su graduación


Alrededor de 120 alumnos pertenecientes al Grado de Comercio – de este curso y del anterior – y de los máster en Dirección de Pymes y Comercio Internacional, celebraron su Graduación en el Auditorio Mar de Vigo. El rector de la UVigo, Manuel Reigosa y el alcalde, Abel Caballero, asistieron a esta celebración marcada por las especiales medidas de seguridad en pandemia. Se trata del segundo acto de graduación presencial que celebra la UVigo desde el año pasado, una semana después del protagonizado por los alumnos de Ciencias del Mar. Mañana será el turno de los ingenieros de Minas, cuando 30 estudiantes recibirán sus diplomas en la sede de Afundación.

Compartir el artículo

stats