Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La náutica, “optimista” ante el verano: marinas llenas, reservas y regreso del usuario extranjero

Barco de bandera americana atracado ayer en Bouzas.

Barco de bandera americana atracado ayer en Bouzas. Alba Villar

En plena campaña de vacunación y con la pandemia torciendo al fin el pulso, el sector náutico mira el verano con optimismo. Aunque quedan incógnitas en el horizonte –si otros países impondrán restricciones a los ciudadanos que quieran viajar, por ejemplo– y son conscientes de que su resultado está muy ligado al parte meteorológico, los negocios que viven del mundo náutico avanzan “buenas expectativas” para los meses de julio y agosto.

Negocios de alquiler de embarcaciones rondan ya el 40% para julio y agosto | Náutico y Liceo, casi al completo en sus puertos, esperan una mejora de los tránsitos | Retornan los clientes internacionales con barco en la ría

De entrada, les acompañan los números. Y sus propias impresiones. En Navegante Vigo, por ejemplo, empresa dedicada al alquiler de yates y barcos de lujo, explican que tienen ya una ocupación del 30% para julio y agosto, “un volumen alto” a estas alturas de junio. Algo similar ocurre en Sailway, del sector y que ronda ya el 45%.

En el Club Náutico y el Liceo de Bouzas –cada uno con cerca de 300 plazas– aseguran que están ya prácticamente completos y confían en que a lo largo de los próximos meses empiecen a llegar barcos en tránsito, un perfil de usuario para el que deben dejar amarres libres. El escenario se completa con otra tendencia que invita también a la esperanza: el retorno de los usuarios extranjeros, navegantes de otros países que dejan sus yates en Vigo durante el invierno y regresan en verano para disfrutarlo. En 2020 la mayoría se quedó con las ganas. Ahora, con la crisis sanitaria remitiendo, astilleros como Lagos han empezado a botar sus embarcaciones.

Barco de bandera americana atracado ayer en Bouzas Alba Villar

“Esperamos que el resultado sea mejor que el del año pasado. La gente tiene ganas de salir, de viajar”

Javier Romero - Navegante Vigo

decoration

Aunque junio deja de momento un balance “flojo”, el empresario reconoce que la campaña estival arranca ahora, a finales de mes, y el nivel de reservas para julio y agosto alcanza ya un porcentaje “elevado”. “Antes no teníamos estas reservas”, señala. A su favor juega las características del propio turismo náutico, en especial el chárter, que encajan bien en una pandemia: se disfruta al aire libre, en espacios abiertos, sin aglomeraciones y con aforos muy controlados.

  • Puertos deportivos y alquiler de barcos en Vigo sacan tajada del coronavirus

    El Liceo tiene lista de espera para obtener plaza en su marina, el Náutico cuelga el lleno con la regata Rías Baixas y Davila alcanza el 90%

En esa misma idea inciden en Sailway, firma dedicada también al alquiler de barcos. Desde sus oficinas apuntan que las reservas rondan el 45%, un porcentaje que, ya de partida, mejora de forma considerable al de 2020, cuando el sector estaba aún atenazado por la pandemia. Esperanzador es el dato y esperanzador es otra de las tendencias que perciben: la recuperación de la clientela internacional. “Empiezan a venir extranjeros. Eso es muy buen síntoma. Antes del COVID teníamos muchas reservas de gente que pospuso sus vacaciones y ahora las retoma”, abundan. Entre los visitantes de fuera destacan los llegados de países del norte de Europa, como Austria o Alemania. “Las expectativas son positivas”.

Para ajustarse al nuevo escenario han tenido, eso sí, que aplicar una mayor “flexibilidad” a su política de reservas. Desde Navegante recuerdan, por ejemplo, como hace unas semanas llegó a plantearse que los portugueses tuviesen que presentar una PCR en la Raia.

En el Liceo de Bouzas, su presidente, Miguel Pereira, confirma el mismo diagnóstico: las expectativas para los próximos meses son “positivas”. La sociedad acoge ya barcos de bandera extranjera botados por el astillero Lagos y que esperan en la dársena boucense la llegada de sus dueños. Aunque las botaduras y preparación de los yates es una rutina habitual durante el segundo trimestre del año, en 2020 el COVID impidió que muchos propietarios pudiesen llegar a Vigo desde sus países. El escenario será distinto en 2021. Ayer mismo el Liceo albergaba ya un barco de bandera americana salido hace solo unos días del varadero de Lagos. La marina está de hecho al completo.

“Tenemos la marina bastante llena”

Joaquín Fernández-Davila - Marina Davila

decoration

“Tenemos la marina bastante llena”, concuerda Joaquín Fernández-Davila, de Marina Davila, donde perciben también el retorno de extranjeros que en 2020 vieron cómo sus planes se torcían. El COVID, en cualquier caso, sigue “complicando” un escenario que, en lo que respecta al mercado internacional, ya se vio marcado con el Brexit.

En el Náutico, su presidente, José Antonio Portela, apunta que en verano el club conseguirá llenar sus dos dársenas impulsado en parte por las regatas. A día de hoy alcanza ya el 95%. En cuanto a tránsitos, tras un 2020 muy marcado por los movimientos en la ría, espera que este verano se recupere en parte el flujo de yates extranjeros.

  • 1. Ocupación en las marinas de Vigo

    Náutico, Liceo y Davila alcanzan ocupaciones altas. En el caso del Náutico rondan el 95% y en el Liceo, incluidas las plazas de tránsito, apuntan un lleno.

    2. Retorno del usuario extranjero

    Las marinas detectan un retorno de los usuarios extranjeros con barco en Vigo que no pudieron desplazarse en 2020.

    3. Niveles de reserva para alquilar yates

    Empresas de alquiler de yates, como Sailway o Navegante Vigo, reciben ya reservas para el verano.

Los clubs completan su oferta: rutas y competiciones

Las sociedades náuticas diversifican su apuesta. A las puertas de un verano clave, tanto Liceo como Náutico plantean actividades que les ayudarán a dinamizar sus instalaciones. La sociedad boucense organiza este viernes una ruta cultural por la ría de la mano de Piratas de Nabia. El barco saldrá del Liceo a las 18.30 h y durante 2,5 h recorrerá parte de la ría, hasta Rande, recordando su historia. Precio para adultos: 17 euros. El Náutico celebrará en julio y agosto competiciones entre las que destaca Rías Baixas, uno de las regatas con mayor tradición y alcance de Galicia.

Compartir el artículo

stats