Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“En diciembre haremos el Vigo-Madrid en cuatro horas y el próximo verano, en tres y 45 minutos”

Isaías Táboas, presidente de Renfe.

Isaías Táboas, presidente de Renfe. RICARDO GROBAS

“Hemos creado una gerencia específica en Vigo para desarrollar el negocio del Eje Atlántico pensando en la conexión futura hacia Lisboa. Para nosotros ese corredor es fundamental y lo mejor es empezar a prepararnos”

decoration

Su cuna está en Valencia, su hogar en Barcelona y gran parte de su carrera en Cataluña y Madrid, pero la sangre de Isaías Táboas Suárez, presidente de Renfe, es gallega. Por parte de padre, de Teis. La de madre, de Redondela. Dos barrios que llevan el ferrocarril pegado a la piel. Ayer Táboas visitó Vigo para conocer de primera mano el desarrollo de Vialia.

–A raíz del COVID Galicia ha perdido trenes. ¿Cómo se recuperarán?

–A mediados de junio va a tener los mismos servicios de Alvia que antes de la pandemia. Recuperamos todas las frecuencias. Esperemos que la demanda siga con el ritmo de hasta ahora. No creo que vayamos a recuperar en 2021 la de 2019, pero aún así repondremos las frecuencias.

–¿Incluido el servicio Tren Hotel y el segundo Alvia Vigo-Madrid?

–A mediados de junio, Vigo volverá a tener las dos frecuencias que tenía. El Tren Hotel Madrid-Galicia no tiene ninguna necesidad actualmente. Cuando tú pones el tiempo de viaje que vamos a poner en diciembre: a Vigo en alrededor de cuatro horas; A Coruña en algo menos de cuatro horas, a Santiago en tres horas y 20 minutos y a Ourense en dos horas y 20, desde Madrid un servicio nocturno no tiene ningún sentido. El Tren Hotel que teníamos Galicia-Cataluña en principio no lo tenemos previsto puesto que esto es un servicio comercial y como tal tiene que ser rentable. Y no lo era. Tenía unas pérdidas anuales en 2019 de 11 millones.

“A mediados de junio, Vigo va a tener los mismos servicios Alvia”

decoration

–¿Y en Media Distancia?

–Es un servicio público y por tanto hacemos lo que nos ordena el ministerio. En los grandes corredores, A Coruña-Santiago-Vigo, ahora mismo estamos en el 75% de la oferta de antes de la pandemia aunque no alcanzan los trenes la ocupación previa, y seguiremos adaptándonos. En Ourense-Coruña, estamos en el 85% y en poco en el 100%. Aunque tampoco se alcanzan ocupaciones previas.

–¿La segunda frecuencia del tren con Oporto que había antes de la pandemia también se recupera?

–La ocupación que tienen los trenes y la evolución de la demanda a corto plazo no parece indicar que esa sea una prioridad para nosotros ni para Comboios (CP). CP tiene mucho que decir porque circula más en su territorio. Todavía ese tipo de demanda no se ha recuperado.

Isaías Táboas, presidente de Renfe. RICARDO GROBAS

–Hace días el alcalde lamentaba que se activasen servicios con Madrid que obligan a un rodeo por Santiago. Llegó a censurar que se devuelve a la ciudad al siglo XIX.

–Con el alcalde de Vigo estamos hablando. Estoy convencido de que llegaremos a una solución satisfactoria para la ciudad. El objeto es dotar a Vigo de unas buenas comunicaciones. En un lapso razonable acabaremos dando una oferta satisfactoria para todas las ciudades.

–AVE Galicia-Madrid. ¿Tienen ya fecha para activar el servicio?

–El ministerio y Adif han dado la fecha de finales de este año, diciembre. Nos preparamos para ese momento, para hacer una oferta que será adicional a la que recuperamos ahora porque entendemos que los nuevos tiempos de viaje nos proporcionarán más viajeros. Para finales de año estamos preparando un incremento de servicios para Galicia.

“Con los nuevos tiempos no hay necesidad del Tren Hotel de Madrid y el de Barcelona no era rentable”

decoration

–¿Podría concretarnos cómo se va a prestar ese servicio: maquinaria, política tarifaria, frecuencias...?

–Las frecuencias las ponemos en función de la demanda que esperamos. Tenemos estudiada la movilidad que existía antes de la pandemia entre Galicia y Madrid. Aspiramos a captar gran parte de los viajeros que se movían en medios alternativos al tren. En función de lo que veamos acabaremos de decidir cuántas nuevas frecuencias poner. Los servicios comerciales deben ser rentables.

–¿Qué maquinaria usarán? ¿Y cuál será el coste del billete?

–Hay una fórmula polinómica en función de tipo de material, canon, kilómetros... Pero fíjate: en el nuevo modelo de tarifas de Renfe, que se implanta en muy pocas semanas, ya no hay un precio fijo; hay un sistema como el de las líneas áreas.

36

Preestreno de Vialia Vigo solo a pasajeros Alba Villar

–¿Qué tiempo de viaje manejan tras el estreno del AVE?

–En diciembre estaremos en Vigo-Madrid en el entorno de las cuatro horas y para el verano que viene, cuando tengamos los nuevos trenes, más rápidos, en alrededor de tres horas 45 minutos aproximadamente.

–¿Qué modelos son?

–Trenes 106 de Talgo.

Isaías Táboas, presidente de Renfe. RICARDO GROBAS

–¿Cómo se va a articular el AVE para un pasajero de Vigo? Como sabe, la única infraestructura moderna es la que conecta con Santiago.

–Vigo tiene dos posibilidades. Una que mantenemos, que es la línea convencional que va por el Miño, y hay dos posibilidades más: una es Ourense-bypass de Santiago de Conxo-Pontevedra-Vigo; otra es Ourense-Santiago-Vigo. Vamos a ir viendo en función de la demanda qué es lo que puede ser interesante. Nosotros nos adaptamos a las infraestructuras que existen, y hoy son estas.

–En diciembre los primeros AVE a Madrid, ¿qué recorrido seguirán?

–Si alguien quiere ir en alta velocidad, efectivamente tendrá que salir de Urzáiz y coger las vías de alta velocidad hasta Ourense y de allí a Madrid. Es la única vía. La del Miño no es una vía de alta velocidad.

–¿La opción del bypass de Santiago está sobre la mesa?

–En tanto exista una infraestructura utilizable, las opciones están todas encima de la mesa. Todo hay que medirlo. Lo que nos interesa es dar buenos tiempos y conseguir la máxima ocupación de los trenes. Se podrá jugar con muchas variantes.

–A comienzos de 2021 la línea del Miño estuvo cortada por problemas en la infraestructura. ¿Se plantea alguna mejora de la conexión?

–La infraestructura es de Adif. Nos adaptamos, somos un operador.

–Hablamos de nuevo de una infraestructura, pero ustedes son los operadores y supongo que tendrán un interés especial: ¿Cómo ven desde Renfe la variante de Cerdedo?

–Si no recuerdo mal hay un estudio en marcha. A partir de ahí, cuando haya proyecto, lo miraremos. Para nosotros significará, antes o después, tiempos de viaje. Lo importante es el tiempo de viaje y la ocupación de los trenes. Cuando venga lo estudiaremos. Y si es bueno, lo aprovecharemos, claro que sí. Pero insisto, somos un operador, no el planificador de la infraestructura.

–Otra infraestructura crucial en los tráficos de Galicia, en especial con Portugal, es la Salida Sur. ¿Qué posibilidades ven desde Renfe?

–Consideramos el Eje Atlántico, entendiendo el actual, Coruña, Santiago, Vigo, con su prolongación hacia a Oporto y Lisboa, como fundamental en nuestro desarrollo de negocio. Tanto es así que hemos creado un equipo, una gerencia específica, para desarrollar el negocio del Eje Atlántico pensando en esa conexión futura hacia Lisboa y cuya dirección de negocio la instalamos aquí, en Vigo. Ya habrá un responsable del desarrollo de nuestro negocio actual y futuro del Eje Atlántico en Vigo.

–¿Qué características tendrá?

–Es un equipo que dirigirá desde aquí la estrategia para aprovechar esas posibilidades de negocio. Para nosotros ese corredor es fundamental; para Renfe y para el desarrollo económico de Galicia. Nos ha parecido que lo mejor es empezar a trabajar en todo lo que haga falta para que cuando la infraestructura esté acabada estemos en condiciones de conocer bien sus posibilidades. No esperar a 2025, sino empezar a prepararnos ya para estas operaciones.

Ayer el presidente de Renfe, Isaías Táboas, visitó las obras acompañado por el alcalde Abel Caballero y las concejalas María José Caride y Elena Espinosa R. Grobas

“Vialia es un grandísimo proyecto que irá muy bien a la ciudad”

La infraestructura ferroviaria de Vigo sumará en cuestión de meses, en septiembre, una nueva pieza crucial tanto por su impacto, como por las posibilidades que genera –la Salida Sur, por ejemplo– y su propio encaje dentro del entramado urbano: Vialia. Ayer el presidente de Renfe, Isaías Táboas, visitó las obras acompañado por el alcalde y las concejalas María José Caride y Elena Espinosa. “Es un grandísimo proyecto que irá muy bien a la ciudad”, explica el responsable de la operadora.

–El jueves la Xunta pedía priorizar la salida sur hacia Portugal. ¿Manejan hoy por hoy algún calendario?

–No somos el responsable de la infraestructura, pero sí los que tenemos vocación de operarla. Como vemos que está lanzada por los dos Gobiernos lo que pensamos es que hay que estar muy preparados para aprovechar todo ese potencial. Como todo estará liberalizado, podría haber competencia. Quiero que Renfe esté en las mejores condiciones.

–Vigo tiene dos estaciones: una en Urzáiz, la otra en Guixar. A día de hoy no todo el tráfico ferroviario que maneja Guixar puede ir a Urzáiz, pero ¿por dónde pasa el futuro?

–A medio plazo tiene sentido que los vigueses utilicen la estación más cómoda, mejor y funcional. ¿Puede haber períodos de transición? Sí. Pero el horizonte debería ser ese. Es verdad que hay trenes que hoy no podrían entrar en Urzáiz. Tiene que haber un período de transición, que en el ferrocarril no son cortos. Pero para focalizar... Yo creo que los vigueses que utilicen la larga distancia en los servicios comerciales lo lógico a medio plazo es que usen Urzáiz.

–Arriva ya mostró su interés en poner en marcha un tren privado entre Galicia y Oporto. ¿Les preocupa?

–No; pero vemos que ese corredor, el atlántico, es un eje de movilidad muy relevante. Más cuando se desarrolle la alta velocidad.

–Vigo tiene muy pocos trenes directos con Madrid. ¿Qué le diría a quien pueda entenderlo como un maltrato de Renfe a la comarca?

–Suponiendo que yo aceptase que Renfe maltrata a nadie, diría que Renfe está siempre mirando la demanda y si hay más demanda, hay más trenes. Nuestro negocio es poner trenes si hay demanda. Otra cosa es que el tiempo actual entre Vigo y Madrid no estimula el uso del tren. Casi seis horas no estimula. Por eso pensamos que al reducir los tiempos de viaje a esas cuatro horas en diciembre y algo menos el verano que viene se puede generar mayor demanda y la gente dejará de ir en coche, bus y alguno incluso en avión.

 –¿Los tiempos son por la Línea del Miño o a través de Santiago?

–Son tiempos de diciembre, de Vigo-Madrid, y la diferencia oscilará en unos minutos arriba o abajo. 

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Recuerda que con la entrada en vigor de la Normativa Europea PSD2 se requiere un doble proceso de validación a la hora de realizar la transacción.
Te recomendamos tener a mano tu móvil. Estamos aquí para ayudarte, 986 814 700.

Compartir el artículo

stats