Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las incógnitas en el futuro de la estación de buses de Avenida de Madrid

Infografía del centro intergeneracional 
proyectado por la Xunta.

Infografía del centro intergeneracional proyectado por la Xunta.

Su inauguración, sin fotos ni fastos, a 48 horas de las elecciones de 1989 que darían a Fraga su primera mayoría absoluta en Galicia, supuso para Vigo algo más que el estreno de una infraestructura. Con la apertura de la estación de Avenida de Madrid, la ciudad dejó de ser la única de Galicia sin un recinto donde aglutinar todos sus servicios de autobús. El arranque de la terminal estuvo sin embargo empañado por el debate. No solo por coincidir con la vorágine de una campaña electoral. A un nivel mucho más práctico influyó, también, que el arranque se hiciese “al ralentí”, solo con servicios de medio y largo recorrido. Más de un año después, en enero de 1991, FARO apuntaba aún que la estación seguía “bajo mínimos”, a un tercio de su capacidad.

Ahora, tres décadas largas después, el adiós de la estación de Avenida de Madrid promete llegar marcado también por la polémica. Concello y Xunta han puesto sobre la mesa dos propuestas diametralmente distintas para reaprovechar una estructura que se quedará desfasada cuando se active la nueva terminal de buses, que toma forma a aproximadamente 1,4 kilómetros de allí, entre la AP-9, Urzáiz y Vía Norte, justo al lado de Vialia.

En San Caetano abogan por reconvertir la nave en un espacio “intergeneracional”, combinación de centro de día para mayores y escuela infantil; desde Praza do Rei, a su vez, se plantea una amplia zona verde a la que, por lo pronto, los técnicos ya están dando encaje en el borrador del nuevo Plan Xeral.

Ambas –administración autonómica y municipal– han asegurado a lo largo de los últimos meses tener la potestad sobre los terrenos. La Xunta aseguraba hace un año que desde junio de 2019 la estación está registrada a su nombre. El Ayuntamiento argumenta sin embargo que cedió los terrenos tras un acuerdo plenario de septiembre de 1988, un pacto –apostilla– que dejaba claro que el suelo se entregaba para su uso como terminal.

Lo que a día de hoy está más o menos claro es el calendario que marcará el futuro de la estación. A lo largo de los últimos meses la Consellería de Infraestruturas ha recalado que su objetivo es que la nueva terminal de Urzáiz esté lista antes de que acabe 2021. Una vez completada, deberá programarse el trasvase de una actividad que ahora se concentra en Avenida de Madrid.

Cómo, cuándo y a qué ritmo se realizará la mudanza es algo que deberán decidir los técnicos a lo largo de los próximos meses. Uno de los “condicionantes” que a día de hoy tienen sobre la mesa es el nivel de ejecución de los accesos del complejo intermodal, que incluyen un nuevo túnel con la AP-9. Durante una visita a Vigo hace dos meses, la presidenta de Adif explicó que esas conexiones estarían listas hacia marzo o abril de 2022.

La nueva estación, ejecutada por la Xunta, se está levantando con una inversión global que ronda los 18 millones de euros y dispondrá de una treintena de dársenas, todo para acoger unos 500 buses diarios y alrededor de dos millones de pasajeros cada año. Cuando se estrene tomará el relevo de la vieja terminal de 1989 y configurará –junto con la de trenes, operativa ya desde 2015 e impulsada ahora con Vialia– un gran nodo intermodal.

Las tres preguntas que surgen a partir de ese momento son: ¿Cuál será el futuro final de la terminal de autobuses de Avenida de Madrid, o al menos de sus terrenos? ¿Cuánto tiempo se tardará en “cocinarse” esa segunda vida? ¿Y qué ocurrirá con la estructura mientras tanto?

El nuevo Plan Xeral, que contempla una gran zona verde en Avenida de Madrid, avanza en su tramitación administrativa con el objetivo de recibir su aprobación inicial este mismo verano; la definitiva, sin embargo, no llegará según el calendario del propio Ayuntamiento hasta 2023. Desde la Xunta explican que ya se ha alegado al PXOM para mantener su proyecto de centro intergeneracional, pero apuntan que su futuro está determinado por el Gobierno municipal.

“Confiamos en que el Concello sea sensible a las observaciones que le trasladamos en noviembre y que, en cuanto los buses se trasladen a Urzáiz, puedan comenzar los trabajos de adecuación de la estación para acoger el centro intergeneracional”, señalan.

Claves del proyecto

1 La propuesta del Concello

El Concello tacha la estructura actual de “mamotreto” y plantea una gran zona verde con parques, jardines y pistas deportivas. Lo recoge en el nuevo PXOM.

2 La propuesta de la Xunta

La xunta propone reconvertir la estructura actual en un centro intergeneracional que combine un centro de día para mayores y una escuela infantil.

3 La nueva estación

La nueva estación de Urzáiz estará lista en cuestión de meses, antes de 2022. Una vez se active, su objetivo es tomar el relevo de la de Avenida de Madrid.


Compartir el artículo

stats