Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidade estudia si una factoría puede ser punto de vacunación COVID

El conselleiro, con el gerente del Sergas en Vigo, el jefe de Salud Mental de Vigo y otros directivos. |   // R.G.

El conselleiro, con el gerente del Sergas en Vigo, el jefe de Salud Mental de Vigo y otros directivos. | // R.G.

La planta de Stellantis en Vigo ha ofrecido la posibilidad de colaborar en la campaña de vacunación frente al COVID inmunizando a sus trabajadores en sus propias instalaciones. Es algo que ya se está llevando a cabo en Cataluña, mediante un acuerdo entre la Generalitat y la fábrica de Seat en Martorell. En la Consellería de Sanidade advierten que “no es fácil”, pero tampoco lo descartan. Estudiarán esta opción a lo largo de la semana.

Entre los requisitos para alcanzar este acuerdo y conceder a Stellantis (antes Grupo PSA) la autorización, está la existencia de “un punto adecuado de vacunación” en sus instalaciones. La factoría de Balaídos cuenta con un centro médico con una treintena de profesionales para atender a sus 7.000 trabajadores y no solo en problemas derivados del trabajo. Entre otras muchas cuestiones, está habilitado para pinchar cada año las vacunas frente a la gripe.

Sanidade también advierte que, de autorizarse como punto de inmunización frente al SARS-CoV-2, los servicios sanitarios de la factoría tendrían que ir a la par con la campaña del Servicio Galego de Saúde (Sergas). Es decir, pinchar a los trabajadores en el momento en el que les corresponda como a cualquier otro habitante, en función de los rangos de edad que sean convocados.

La planta de Seat en Martorell firmó en febrero un acuerdo con el departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña para colaborar en la campaña, que se puso en marcha la semana pasada. En una primera fase vacunará a sus trabajadores, convocados también en función de las directrices que rigen para el resto de la población. La compañía también ha ofrecido sus recursos sanitarios a la Administración para pinchar a residentes de la zona del Baix Llobregat.

Dos nuevos positivos en el puerto

En cuanto al segundo cribado realizado a empresas portuarias tras el alto porcentaje de positivos detectados la semana pasada –21 en menos de mil empleados–, solo se han detectado dos nuevos casos de infección por coronavirus.

El Sergas sigue apostando por los cribados como una de las herramientas fundamentales para contener la expansión del virus. En la actualidad, sigue citando a usuarios de centros de salud de Vigo para realizarse pruebas PCR, pese al escaso éxito de las últimas convocatorias.

El parte sobre la situación epidemiológica del área dejó ayer buenas noticias, con la menor cifra de nuevos diagnósticos desde el 11 de abril –18– y la incidencia más baja en casi un mes –116 nuevos casos por cien mil habitantes en 14 días–. Pero puede tratarse de una bajada ficticia ocasionada por el puente, ya que solo se realizaron 761 PCR.

Posible subida de las restricciones en Mos

A nivel municipal, Sanidade advierte que en el comité clínico que se celebrará hoy se prestará “especial atención” a Mos y otros seis municipios gallegos “que podrían ver incrementado su nivel de restricciones”. La incidencia en la localidad mosense ha empeorado en la última semana y, desde el martes, está por encima de los 150 nuevos casos por cien mil habitantes –en concreto, en 172–, que se corresponde con el nivel medio de restricciones y que implica la reducción de los aforos de su hostelería.

Otros de los cambios que se espera que adopten es la relajación de las limitaciones en Gondomar, del nivel medio al bajo, al mejorar su situación hasta los 98 nuevos casos por cien mil habitantes.

García Comesaña culpa al Concello de los atascos en el Ifevi

“Si el Ifevi no es capaz de asumir mil coches por hora [como el día de mayor citación hasta ahora], desde luego, el Concello de Vigo tiene un problema de tráfico, de ordenación de aparcamiento y de transporte público”, entiende el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, y destaca que se trata de “competencias que no son de la Xunta”. Lo hizo en respuesta a las críticas del alcalde, Abel Caballero, que responsabiliza de los atascos al Gobierno gallego por concentrar la mayor parte de la vacunación del área –en la actualidad, más del 90%– en el recinto ferial. García Comesaña resaltó que, de los 14 puntos de vacunación masiva gallegos, solo están teniendo problemas en Vigo. Habla de una coordinación “excelente” con los concellos que se intentó en la ciudad olívica “en dos ocasiones”. “Por lo que se ve, no funciona”, concluyó.

El regidor vigués opina que el conselleiro trata de “eludir sus responsabilidades y errores”. Entiende que los atascos son “inevitables” en “picos de afluencia”, pero también critica que obliguen a residentes de concellos alejados a desplazarse más de 50 kilómetros. Además, le acusa de “ignorar” que varios de los viales de acceso –como la autopista– no son de competencia local. Asegura que la Policía Local y la Guardia Civil le advirtieron a Sanidade que “la zona no es capaz de evacuar el tráfico que le mete”.

Seis habitaciones dobles de salud mental para menores

Por otra parte, el conselleiro anunció ayer la licitación del proyecto para crear en el Álvaro Cunqueiro la segunda unidad de hospitalización en salud mental para menores de Galicia, que será referencia para el sur de la comunidad. En 622 metros cuadrados, tendrá 6 habitaciones dobles –aunque en un principio “de uso individual”–, despachos, una escuela, zona para las familias... Evitará desvíos a Santiago e ingresos de niños con adultos. Se trata de “una demanda histórica”.

Compartir el artículo

stats