Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El libro de familia pasa a la historia

Ana e Iván Lucas, ayer, tras su boda, con el certificado de matrimonio  que le dieron en sustitución del tradicional libro de familia. |   // M.F.

Ana e Iván Lucas, ayer, tras su boda, con el certificado de matrimonio que le dieron en sustitución del tradicional libro de familia. | // M.F.

Iván Lucas Carreiro y Ana Pazos fueron una de la seis parejas que esta mañana se casaron en el Registro Civil de Vigo. Y lo hicieron en un día que quedará marcado en el calendario, ya que, tras una eterna vacatio legis, por fin entró en vigor la nueva ley que regula este organismo. Entre las múltiples novedades que conlleva la reforma hay una que supone el fin de un histórico documento. Porque tras más de un siglo de vigencia, el libro de familia desaparece. Ya no se expedirá más. Los recién casados de este viernes en la ciudad olívica, como se les explicó en la sala de bodas, fueron los primeros a los que no se les entregó esta partida.

“Nos hubiese hecho ilusión tenerlo; el libro de familia era algo tradicional, de toda la vida, que ya tienen nuestros padres...”, resumían Iván y Ana minutos después de convertirse en marido y mujer, mientras recibían las primeras felicitaciones por su recién estrenado matrimonio. Ellos ya se habían informado de que este documento iba a desaparecer a causa de la reforma legal. “Pero pensábamos que ese cambio aún no tenía eficacia hasta mañana, que todavía llegaríamos a tiempo para tener el libro de familia”, concreta él. Como necesitaban un documento que certificase el enlace, lo que se les dio fue, explicaron, un certificado de matrimonio.

El libro de familia se usaba desde 1915. Tenía más de cien años. Pero la entrada en vigor de la Ley 20/2011 del Registro Civil ha supuesto su fin: los últimos se entregaron este jueves. Lo que habrá ahora es un registro electrónico individual que se abrirá a cada recién nacido y en el que quedarán inscritos todos los hechos relativos a su identidad y estado civil –se irá implantando a medida que se renueven los sistemas informáticos–. “Desde hoy no se expiden nuevos libros de familia ni se actualizan los que ya existen; lo que los ciudadanos pueden pedir son certificados, bien sea de nacimiento, matrimonio, defunción...”, explican en la oficina. Eso sí, los libros entregados con anterioridad a la nueva ley seguirán siendo válidos: “Mantienen su eficacia”.

“La gente debe adaptarse al cambio; habrá sitios donde seguirán pidiendo el libro de familia por desconocimiento, pero los certificados servirán para justificar todo lo que se necesite”, concluyen.

UNA REFORMA QUE ARRANCA A RALENTÍ A LA ESPERA DEL NUEVO SISTEMA INFORMÁTICO


La reforma supone “un cambio radical” en el funcionamiento del Registro Civil. Pero en Vigo por ahora serán pocos los aspectos de la nueva ley que se podrán empezar a aplicar debido a que el sistema informático no está aún adaptado. “Aquí se trabaja con cuatro ‘libros’: los de nacimientos, matrimonios, defunciones e incapacidades; con la reforma se pasa a uno solo, donde además constan muchas más incidencias relativas a la vida de una persona”, explican.

Pero para que este registro electrónico único sea una realidad, hay que disponer de una nueva y revolucionaria aplicación informática. “En Vigo aún no la tenemos, por lo que, hasta que haya ese cambio, seguiremos funcionando con el sistema actual, el de la ley de 1957”, afirman. La nueva aplicación deberá ir instalándose de forma escalonada en toda España. En Vigo se cree que no se pondrá en marcha hasta 2022. El personal, además, recibirá un curso formativo de tres meses.

Compartir el artículo

stats