Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jesús María Campo Director General de Negocio y Operaciones Comerciales de Adif

“Vialia será foco de atracción, se prevén 10 millones de visitas anuales a partir del tercer año”

Jesús María Campo, en su despacho de Adif, durante la entrevista con FARO.

Jesús María Campo, en su despacho de Adif, durante la entrevista con FARO.

“De haber opositado y cantar los temas, tengo una deformación profesional: suelo hablar bastante rápido”, advierte Jesús María Campo, Director General de Negocio y Operaciones Comerciales de Adif tras dar las buenas tardes y ver la grabadora en marcha, sobre la mesa, al otro lado de la pantalla. A través de Zoom, desde su despacho en las oficinas del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, Campo –en el cargo desde julio de 2020– desgrana con velocidad las cifras y previsiones de uno de los proyectos de mayor calado en Vigo: Vialia, el complejo de ocio y comercio que desde inicios de 2019 levanta Ceetrus en la parcela situada entre Vía Norte, Alfonso XIII y Urzáiz. A diferencia del resto de áreas comerciales de la ciudad, Vialia se “cocina” con una vocación única en el municipio: coronar y dinamizar el nuevo polo intermodal de Vigo, en el que se engarzará el tráfico de buses y, sobre todo, el que genera la estación ferroviaria de Urzáiz.

Vialia afronta su recta final. La previsión es que se estrene en septiembre ya. ¿Qué rol esperan que desempeñe en la ciudad?

–Vialia-Estación de Vigo está llamado a desempeñar un papel de absoluta centralidad, de foco de atracción de los ciudadanos de Vigo y su entorno. Es el centro comercial más grande de la ciudad y la provincia, está en una zona privilegiada y se ha diseñado en base al proyecto de un Premio Pritzker, lo que ha permitido generar una plaza pública. Se está desarrollado una gestión comercial por parte de Ceetrus que va a ofertar un mix comercial, cultural y de ocio completo.

–La marca Vialia no es nueva, ya se ha testado en otras ciudades. ¿Qué resultados ha dado?

–Depende de múltiples factores. Hay Vialia en los que no hemos tenido muy buenas experiencias, pero en otros ámbitos sí se ha desarrollado correctamente. En este caso, por como está conceptualizado, por su ubicación, por su diseño, por la oferta comercial que se está desarrollando, por la naturaleza del propio explotador –con una gran experiencia, profesionalidad y un equipo comercial muy potente–, entendemos que va a ser un modelo de éxito claro y rotundo.

–¿Temen que el COVID pueda empañar su estreno? Vialia pivota al final sobre movilidad, comercio y hostelería, sectores castigados.

–Entiendo que no, que en septiembre de 2021 se va a poner en funcionamiento con un grado de ocupación elevado. No llevamos a cabo una mera reforma de la estación de ferrocarril, sino un auténtico proyecto de regeneración urbana. Ahí está la clave. Este proyecto es un ejemplo de dos tipos de colaboración: la pública, entre administraciones –la central, a través del ministerio y Adif; la Xunta y el Concello–; y también la pública-privada, con la adjudicación de la explotación y construcción a Ceetrus. Todos los agentes que hemos intervenido en desarrollar el proyecto Vialia estamos tan convencidos de que va a ser un éxito que hemos decidido presentarnos, de forma conjunta, al premio especial en la categoría de regeneración urbana que organiza Asprima SIMA.

–¿Cuál es el nivel de comercialización actual del complejo?

Según los datos que nos da Ceetrus, francamente bien. El año pasado ya tenían un nivel de ocupación del 80% y entonces había mucha menos visibilidad sobre cómo iba a evolucionar el COVID-19. Siguen avanzando. Creo que están consiguiendo una oferta muy potente. Más del 30% son marcas de referencia, nuevas en la ciudad.

–¿Tienen una estimación del flujo de viajeros que moverá la estación y el complejo Vialia?

–En 2019 el volumen de viajeros subidos y bajados en Urzáiz se situó en 815.000. Eso fue posible por la construcción de las infraestructuras que constituyen el Eje Atlántico de alta velocidad, lo que ha hecho que el servicio de Media Distancia Avant que se desarrolla en Urzáiz sea el segundo de estas características en importancia a nivel nacional, solo superado por el Avant Madrid-Segovia-Valladolid. ¿Qué previsión manejamos? En un contexto que va al 2025 se contempla que Vigo contará con una demanda potencial de unos 2,1 millones de viajeros al año. De los cuales la demanda de la estación de Urzáiz en 2025 tendrá un potencial de 1,8. Pero no solo de usuarios del tren vivirá Vialia. Según conversaciones con Ceetrus, su previsión para el centro a partir del tercer año de su puesta en servicio se sitúa en torno a 10 millones de visitantes al año.

–Vigo tiene una peculiaridad: dos estaciones de trenes, Urzáiz y Guixar. ¿Qué planes tienen para esta última? Por los datos que apunta entiendo que se prevé que siga operativa al menos en 2025.

–En este momento cualquier decisión sobre Urzáiz sería precipitada. Debemos esperar a que se lleven a cabo los estudios de funcionalidad del acceso sur, analizar los esquemas de explotación de las infraestructuras una vez esté diseñado. También tenemos que tener en cuenta que próximamente se pondrá en servicio la línea de alta velocidad Madrid-Galicia en su integridad y que la red ferroviaria de interés general está liberalizada. Hasta que no tengamos todos esos datos, sería muy aventurado y osado dar una planificación de Guixar.

Con la activación de Urzáiz, en 2015, el flujo de pasajeros de Guixar se redujo. ¿Qué planes tienen para su superficie comercial?

–En 2019, libre del COVID, hubo 546.000 viajeros. No es desdeñable. Haremos la mejor estrategia comercial que sepamos y podamos.

–Apuntaba antes a la conexión por AVE de Galicia y la meseta. ¿Cómo afectará el recorte de tiempos a la demanda ferroviaria?

–Cuando se ponga en marcha el tramo Pedralba-Ourense no solo supondrá una reducción de tiempo adicional a la que se logró con Zamora-Olmedo, también va a producir un incremento de la fiabilidad y experiencia de viaje. Entendemos que provocará cierto trasvase modal y que se incrementarán los usuarios del ferrocarril en detrimento de los del transporte aéreo.

“La salida sur ferroviaria es una infraestructura estratégica, la voluntad es clara”


–Una de las infraestructuras ferroviarias más decisivas en el futuro de Vigo es la salida sur, que además de reforzar la conectividad de la ciudad y del conjunto de Galicia, tendría un impacto doble sobre la propia terminal Urzáiz: quedaría enlazada con Portugal a través de una línea moderna y pasaría a ser estación pasante. ¿Han estimado qué podría suponer en términos comerciales?

–Todo lo que es mejorar las infraestructuras ferroviarias provoca un impacto claro en la actividad económica. Con respecto a la salida sur ferroviaria, yo creo que está clara la voluntad del ministerio y Adif de apostar por impulsar las conexiones ferroviarias con Portugal. La conexión de Galicia con Portugal es una infraestructura imprescindible, estratégica, natural. En este sentido, la salida sur ferroviaria de Vigo es una infraestructura estratégica. El ministerio ya ha anunciado que va a licitar próximamente el estudio de alternativas. También vemos que el Gobierno portugués está muy enfocado en el desarrollo de la línea de alta velocidad entre Lisboa y Oporto hacia la comarca de Vigo. Estamos trabajando en paralelo a estas iniciativas relacionadas con la salida sur. Vamos a firmar próximamente con nuestro homólogo portugués un convenio para coordinar y agilizar la conexión entre Galicia y el norte de Portugal, en concreto en el enlace Tui-Valença do Minho. También en paralelo, Adif sigue trabajando en la mejora de nuestras infraestructuras.

–¿Cómo avanzan los trabajos de los nuevos accesos a la complejo intermodal de Urzáiz?

–Hay un seguimiento permanente, con grupos muy potentes, multidisciplinares. Los accesos siguen su ritmo y planificación. Quisiera destacar esa colaboración pública y cómo todas las administraciones están poniendo todo de su parte. También que el proyecto Halo va a apoyar bastante la usabilidad del centro comercial.

–Una de las claves en el éxito de Vialia es la mejora del trazado del Eje Atlántico, estrenado en abril de 2015, a la par que el actual cajón ferroviario. ¿Han calculado cómo ha repercutido en la demanda la mejora del servicio?

–Supuso un recorte en términos de trayecto y una reducción significativa en los tiempos de viaje, además del incremento de fiabilidad y de confort. Desde la puesta en servicio del Eje Atlántico en 2015 se ha producido, a fecha de 2019, un incremento de viajeros del 37% sobre los datos de 2014 y en el conjunto de las estaciones que conforman el eje. En 2019 estábamos con un volumen total de viajeros subidos y bajados de cerca de ocho millones.

Compartir el artículo

stats