Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mira Vigo

James Dean no ha muerto

David contra Leucemia

David contra Leucemia

James Dean no ha muerto Fernando Franco

En el año 1955, el fotógrafo Dennis Stock hizo una fotografía en blanco y negro similar a esta, de James Dean paseando por Times Square en Nueva York un día de lluvia y niebla. La niebla producía el efecto de que la ciudad se iba difuminando detrás de él hasta casi quedarse en un fondo blanco. Por eso el fotógrafo vigués (de Coia) Manuel Cortizo tituló esta foto tomada en Príncipe James Dean no ha muerto. La podéis ver en la exposición monográfica de Cortizo sobre el Vigo de hoy en la planta superior del café Vitruvia(Compostela, 5). La han titulado Vitruvia se escribe con V de Vigo parafraseando el título de aquel año tan loco de los ochenta en el que la movida viguesa y la madrileña se unieron para poner de relieve el vigor de la música que se venía haciendo en ambas ciudades.

Fetiche, la tríada editorial

Una vez hace mucho que pensé en pedirle la mano a la uruguaya avecindada entre nosotros hace más de 30 años: Laura Belardi.No me haría caso, yo creo que por dos razones: debía de estar casada y, cuando lo pensé, estábamos rodeados de begonias, caléndulas, capuchinas, crisantemos, flores de borraja, dalia, claveles, flores de calabacín y cebollino, pensamientos... Todo un reino floral que ella cultivaba en tierras de Nigrán bajo el nombre de Florcity,. Debió pensar que había alucinado en medio de aquel universo perfumista propio de Juan Baptista Grenoulle, aquel ser olfativo de la novela El perfume. Bueno, no nos casamos, nos perdimos el uno del otro y ahora la encuentro metida en un trío. Sí, femenino y de aromas literarios. Vaya, Laura. Entonces cultivaba aquellas flores con fines comestibles y ahora la reencuentro aliada a Vanessa Glemsell y Nuria Vil, como ilustradora digital y en una editorial pequeña, Fetiche, que arrancó en Nigrán con un libro hermosísimo, Little Babilonia, de Pablo X Suárez, un prometedor enfant terrible de la literatura asturiana, Premio Xuan María Acebal 2017, escrito en precioso bable y traducido al gallego por Vanessa Glemsel, dire de la misma. Tres mujeres ¿locas? que se aventuran a hacer libros en plena era digital en el ámbito más rural de Nigrán, en el Val Miñor. Felicidades.

David contra Leucemia

No sé por dónde andará divulgando ahora la fe del ejercicio físico David Gil, a quien yo conocí como juicioso, comprometido y brillante profesor en el Metropolitan, el centro deportivo vigués. Me dicen que dirige un centro de entrenamiento selectivo, Sano Vigo Centro, pero no lo traigo aquí a colación por eso sino como presidente de la Asociación FranGil contra la leucemia, que montó a raíz de la muerte de su hermano a causa de esa enfermedad. Es él quien organiza la Vuelta a Galicia 700 Camisetas contra la Leucemia, en cuatro etapas y por relevos, doce años después de la primera edición que realizó en solitario en 2009. Su objetivo es el de informar y sensibilizar a la población a través del movimiento (caminando, corriendo o en vehículos adaptados), mostrándoles la posibilidad de regalar vida en vida, formando parte del registro de donantes de médula ósea. Ese registro algún día, le puede salvar la vida a un enfermo de leucemia (o de cualquier enfermedad hematológica) si resulta compatible. La marcha discurre entre Vigo y Pontevedra y cualquier persona en cualquier momento del año puede realizarla aunque está señalizada desde mañana mismo. Consultad en www.700camisetascontralaleucemia.org y entenderéis.

Compartir el artículo

stats