Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nuevo control policial en el Casco Vello de Vigo por avisos de jóvenes bebiendo en la calle

Un vehículo policial, hoy, durante uno de los controles realizados.   | // RICARDO GROBAS

Un vehículo policial, hoy, durante uno de los controles realizados. | // RICARDO GROBAS

Por segundo fin de semana consecutivo la Policía Local de Vigo regresó al Casco Vello. Lo hizo a zonas muy concretas, como la calle Teófilo Llorente, donde avanzada la tarde de hoy viernes dos agentes municipales estaban pidiendo los documentos de identidad a los jóvenes que se encontraban allí y controlaban que se cumpliesen los aforos de las terrazas de los locales de hostelería, así como que no hubiese aglomeraciones, disolviendo las existentes. Los problemas en esta calle se han focalizado en torno a un local concreto que provoca la indignación del resto de hosteleros.

Fuentes policiales explicaron que a lo largo de la tarde recibieron varias llamadas telefónicas de ciudadanos referentes a que había chavales en grupo bebiendo en la calle, tanto en Teófilo Llorente como en Chao, otro punto habitualmente problemático y a donde los policías también acudieron para controlar el lugar. En esos avisos incluso se refería que algunos jóvenes estaban rompiendo botellas contra el suelo y que en un establecimiento llegó a entrar una de esas botellas por la ventana. Hosteleros de la zona piden todavía mayor presencia policial, ya que una vez los agentes se van, vuelve el problema. "Esto parece fin de año", se lamentan en referencia a la cantidad de gente en la zona.

Escaleras

El fin de semana pasado, concretamente durante las jornadas del viernes y el sábado, fue muy movido en Teófilo Llorente, uno de los lugares de concentración de jóvenes en la calle, concretamente en una zona de escaleras. El sábado pasado llegó a desplegarse allí un operativo de cinco coches patrullas y una decena de agentes de la Policía Local. El balance del puente festivo fue de casi 30 locales denunciados por incumplimientos relacionados con las restricciones puestas en marcha por el coronavirus. También fueron propuestos para sanción un centenar de ciudadanos por no respetar el toque de queda, no hacer uso de la obligada mascarilla o por fumar en la calle.

Este fin de semana, en el que prosigue el horario de apertura de la hostelería hasta las 21.00 horas, ha comenzado de nuevo con controles.

Compartir el artículo

stats