La Junta de Gobierno Local ha dado luz verde al primer trámite para aprobar la ordenanza municipal que regulará las condiciones de circulación de vehículos de movilidad personal (VMP) en las vías urbanas de la ciudad: el inicio de la consulta pública. El plazo estará abierto durante 20 días hábiles para recibir las propuestas ciudadanas y, una vez recogidas, seguirá el proceso de tramitación del texto definitivo, a lo que le sigue la aprobación previa, un nuevo período de exposición pública y, finalmente, la aprobación en el pleno municipal.

La intención del alcalde, Abel Caballero, es “avanzar lo más rápido posible”. Y es que, en palabras del regidor, la ordenanza se trata de una herramienta “imprescindible” dada la multiplicación del uso de vehículos de movilidad personal, especialmente, de patinetes y bicicletas eléctricas. “Iniciamos una nueva etapa en la movilidad de la ciudad”, destacó antes de señalar que, en las zonas peatonales, los viandantes seguirán teniendo prioridad. Este es uno de los detalles que adelantó FARO en enero: el documento determina que los VMP podrán utilizarse por la calzada, el Casco Vello y en los carriles bici y bus, pero no en las aceras ni en zonas peatonales de la urbe olívica.

“Hace falta proteger a las personas que optan por el uso de estos vehículos más sostenibles y que ofrecen menos protección frente a otros tipos de vehículos; queremos que los que lo eligen tengan máxima garantía sobre su seguridad”, citó el regidor en rueda de prensa.

A estas prohibiciones, se añaden las ya publicadas por la Dirección General de Tráfico (DGT) a principios de este mismo año, que no permite la circulación de los vehículos de movilidad personal por túneles urbanos ni por vías interurbanas, travesías, autopistas y autovías que transcurran por poblaciones.