Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una mudanza judicial en el horizonte

Las obras de la Ciudad de la Justicia están en una fase muy avanzada. // Ricardo Grobas

Las obras de la Ciudad de la Justicia están en una fase muy avanzada. // Ricardo Grobas

Cuarenta órganos judiciales y 528 profesionales entre magistrados, fiscales, forenses y funcionarios protagonizarán una mudanza de altos vuelos. La que les llevará desde los actuales edificios de la calle Lalín de Vigo hasta la imponente Ciudad de la Justicia de Pizarro. Con la rehabilitación del antiguo Hospital Xeral en una fase avanzada, el vicepresidente de la Xunta Alfonso Rueda ya anunció que la previsión es que ese traslado empiece este próximo verano, en julio, y se prolongue durante seis meses. Con 19 plantas que permiten tener una impresionante panorámica de la ciudad y de la ría desde lo más alto de la torre, ya se ha empezado a perfilar la ubicación de algunos de los órganos judiciales en el nuevo edificio: el Juzgado de Violencia sobre la Mujer estará en la planta baja, las dos salas de la Audiencia irán a la sexta y la quinta, con 54 despachos, se reservará para la Fiscalía.

Sin contar los de refuerzo, Vigo cuenta con 38 juzgados: 15 de Primera Instancia, 8 de Instrucción, 6 de lo Social a los que se une el séptimo que se creará a final de mes, tres de lo Penal, dos más de lo Contencioso-Administrativo, uno especializado en Mercantil, el de Violencia sobre la Mujer y la sede del juzgado de guardia.

También dispone de dos secciones desplazadas de la Audiencia Provincial de Pontevedra. Todas estas dotaciones deberán mudarse a la nueva sede de Pizarro, edificio que tendrá capacidad para albergar hasta 55 órganos judiciales, junto a las salas de la Audiencia –habrá capacidad para un total de cuatro–  y la Fiscalía.

En coordinación con el sector judicial la Xunta deberá realizar un detallado cronograma de la mudanza y resolver sobre la ubicación de los distintos juzgados que estarán en el Pirulí. En algunos casos ya se decidió, así como el número de tribunales por planta. Según detallan fuentes de la Dirección Xeral de Xustiza, la sala de violencia de género estará en la planta baja. En la segunda y en la cuarta se concentrará gran actividad: habrá seis juzgados en cada una de ellas. Y en la quinta estará la Fiscalía, que verá como la nueva sede soluciona los graves problemas de espacio que padece desde hace años.

Las dos secciones de la Audiencia estarán en el nivel sexto: habrá capacidad para dos salas más para el caso de que se creen en el futuro. Desde el piso séptimo hasta el 15º se instalarán cuatro juzgados por planta. Y desde el 16º al 18º la cifra será de dos por nivel. La planta 19ª estará destinada a instalaciones y mantenimiento del edificio.

Otros servicios

El cambio de sede judicial implica el traslado de bastantes más servicios. A Pizarro irán también, confirman fuentes de la Xunta, el decanato, el Imelga, el Registro Civil, la oficina de registro y reparto de demandas, el servicio de atención al ciudadano y a la víctima, el de orientación jurídica del Colegio de Abogados, así como espacios para los propios letrados, procuradores y graduados sociales, junto a despachos para los sindicatos. Habrá un gran archivo, calabozos para los detenidos que pasen a disposición judicial o sean trasladados para juicios, vestuarios para los vigilantes y una oficina de Correos, de gran utilidad para las notificaciones.

Junto a aulas de informática y de formación, una de las grandes novedades es que habrá una cámara Gesell, sala para tomar declaración a víctimas de delitos, especialmente a menores, en un ambiente que asegure su protección y les depare un entorno lo más amigable posible.

Y además de estas dotaciones, ¿cuánto personal deberá trasladarse desde la calle Lalín para a la futura torre de la Justicia? La Xunta detalla que a día de hoy son casi 530 trabajadores: incluyendo al actual personal de refuerzo serían 47 magistrados, 28 fiscales, 39 letrados de la Administración de Justicia, 12 médicos forenses, 9 profesionales de los equipos psicosociales y 393 funcionarios judiciales.

Compartir el artículo

stats