Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elvira Larriba Leira | Nueva delegada diocesana del Apostolado del Mar

“Seguiremos dando la batalla por el voto del marinero”

“Debemos hacernos más visibles para atender a todas las tripulaciones”

Elvira Larriba, ayer en el puerto del Berbés, muy cerca de la sede de Stella Maris en Portocultura.

Elvira Larriba Leira (Madrid, 1961) toma hoy posesión como nueva delegada diocesana del Apostolado del Mar y directora del centro Stella Maris de Vigo, una entidad centenaria dedicada a atender y auxiliar a las tripulaciones que llegan a puerto. Licenciada en Geografía e Historia, acumula ya una larga experiencia en el mundo del mar. Fue concejala y senadora por el PP y participó en el proyecto Crecimiento Azul del Puerto de Vigo. Asume el cargo tras el nombramiento del obispo, Luis Quinteiro, por su inquietud social y con el objetivo de extender sus actuaciones.

–Llega al puesto en sustitución de Mari Carmen Grobas, fallecida en diciembre. ¿Es un reto, un honor...?

–Las dos cosas. No solo sucedo a Mari Carmen Grobas, también a Cristina de Castro, dos mujeres que entregaron su vida a esta causa, muy luchadoras, con mucho carisma, y que fueron capaces de hacer llegar la voz de las gentes del mar a las más altas instancias. Siempre han sido muy respetadas y se ganaron la admiración de todos.

–¿Con qué objetivos inicia esta etapa?

–Lo que nosotros tratamos de hacer ahora es introducir en el Puerto de Vigo algunas innovaciones técnicas, como desarrollar redes sociales, una página web, con las que podremos anticiparnos a la llegara de los tripulantes a puerto. En esencia es la misma tarea de siempre del Apostolado del Mar, es decir, la acogida y acompañamiento a los tripulantes. Lo que cambia es la manera de acercarnos a ellos.

–Usted tiene experiencia en voluntariado tras participar en Proxecto Home y Cáritas.

–Responde a una inquietud personal por involucrarme en temas sociales, en los que hace falta arrimar el hombro porque hay un vacío. En este caso es un tema portuario, que yo conozco por mi trabajo y mi pasado político como portavoz de pesca en el Senado.

–Precisamente es en un mundo que ya conoce, por las dos vertientes. Sabe qué hacer

–Yo conocí Stella Maris porque cuando estaba en el Senado me hicieron llegar una reivindicación que por cierto aún está pendiente, el voto del marinero, las dificultades que las tripulaciones tienen para ejercer su derecho a voto, casi se puede decir que están excluidos. Y este fue mi primer contacto. Ya conozco otras reivindicaciones y tenemos que seguir dando la batalla.

–El Apostolado del Mar nació hace 100 años en Glasgow. ¿Han cambiado los objetivos?

–Ahora, la estancia de los tripulantes en puerto es muy breve y por eso tenemos que utilizar las nuevas tecnologías para que contacten con nosotros antes de llegar a puerto, para seamos muy eficaces para atender sus necesidades personales en las pocas horas que están aquí. La misión es la misma, acoger y atender, pero los medios son muy distintos. No es solo facilitar el contacto con sus familias, sino proporcionar información nutricional, para mejora su condiciones físicas a bordo, asesoramiento legal... En fin, se puede establecer una ayuda en muchos aspectos, incluso de formación on line.

–Supongo que es una ayuda que agradecen . ¿Es muy demandada?

–Nuestra misión es hacernos visibles. En otras partes del mundo hay mucha tradición y son centros muy solicitados. Aquí lo ha estado en el ámbito de la flota pesquera y sus familias e incluso se originó una asociación de mujeres de marinos, Rosa dos Ventos, que hizo trabajos muy interesantes, pero quizá en otros ámbitos del mar no hemos sido conocidos. Una parte de nuestro trabajo es hacernos visibles y que sepan que estamos aquí.

–¿Cómo aplicará su experiencia en el sector portuario?

–Uno de los objetivo de Stella Maris que coincide con el programa Crecimiento Azul del Puerto es que se puedan poner en marcha los comités de bienestar, que ya funcionan en otros puertos. Son una recomendación que hacen los convenios internacionales de procurar la sostenibilidad no solo medio ambiental, sino también social.

Compartir el artículo

stats