Dos años y medio. Es el tiempo que los vigueses han tenido que esperar para empezar a ver los primeros pasos del arreglo del paseo de madera de As Avenidas, sin uso alguno desde agosto de 2018, cuando se derrumbó la plataforma al comienzo del concierto del cantante Rels B en el marco del festival O Marisquiño causando casi 500 heridos. Ayer, las máquinas llegaron a este céntrico punto de la ciudad olívica para comenzar los trabajos de acondicionamiento una vez han sido completadas las labores previas: levantamientos topográficos o colocación de vallas y casetas. A la vez, se arreglará la zona enlosada.

La Autoridad Portuaria desembolsará unos 5 millones de euros (sin IVA) para acometer esta actuación, que se desarrollará a lo largo de, aproximadamente, nueve meses en dos partes: la primera afectará al “lado tierra”, es decir, al tramo del paseo finalizado en pavimento de piedra, en el que se incluirá, además, un carril bici; la segunda se ejecutará en el “lado mar”, el del paseo finalizado en un pavimento de madera que se extiende desde el edificio administrativo de la Xunta hasta la escultura de Julio Verne. Ambas obras son “imprescindibles” y “urgentes” para la entidad viguesa.

Un operario supervisa la retirada de las losas en el paseo de As Avenidas, ayer a la mañana. | // ALBA VILLAR

El objetivo de estos trabajos recién estrenados en As Avenidas es “reforzar el pavimento y cambiar las losetas existentes por otras de menor tamaño para evitar que se quiebren”. “No obstante, se mantendrá la tipología y se rehará con la misma tecnología estructural, respetando el proyecto original de Vázquez Consuegra”, detalla el Puerto antes de concretar que estas actuaciones irán acompañadas de una reforestación de la zona “tras haber detectado el deterioro y riesgo de caída de algunos de los árboles del entorno, que serán sustituidos por ejemplares de gran porte”.

La entidad encabezada por Jesús Vázquez Almuiña apostilla que, una vez resuelto el convenio existente con el Concello y Zona Franca, su intención inicial era llevar a cabo las obras en el mes de septiembre, tal y como habían solicitado los promotores del Vigo SeaFest y O Marisquiño, pero no fue posible por la irrupción del COVID-19. Ahora, con estas obras, estas citas clásicas del verano vigués quedan en el aire.

Otra actuación clave que comenzará “en las próximas semanas”, según el cronograma trazado por el Puerto, es la construcción del carril bici de 2,8 kilómetros entre la Praza da Estrela y la calle Coruña, adjudicada a la UTE Arias-Arines. La obra, que se traduce en una inversión de más de 1,4 millones de euros (IVA no añadido), “no supondrá el retranqueo de la valla existente en O Berbés, junto a la lonja”.