Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Policía de Cangas tramita ya más de mil tarjetas para acceder en coche a las playas

El servicio de atención telefónica y por correo electrónico está saturado y el Concello pide utilizar el whatsapp

Un oficial de la Policía, ayer en un simulacro de control de tarjetas frente a la playa de Rodeira.

Un oficial de la Policía, ayer en un simulacro de control de tarjetas frente a la playa de Rodeira. // G.Núñez

Aunque el verano solo acaba de estrenarse y el buen tiempo se hace el remolón, los amantes de la playa no quieren renunciar a las 38 que ofrece el litoral de Cangas ni a llegar a ellas en coche o moto. Lo confirman los datos de la Policía Local, que registra ya más de un millar de solicitudes de tarjetas que permiten a turistas o residentes en otros municipios acceder a las proximidades de los arenales sin riesgo de ser multados. La medida se aplicará en todas las playas -excepto las de Rodeira y Vilariño, consideradas urbanas, y las de Liméns, Menduíña y Nerga, cuyos viales son de titularidad provincial-, desde el próximo fin de semana, unos días después de lo previsto, para dar tiempo a responder al aluvión de demandas, que han saturado el servicio de atención telefónica y de correo electrónico,. Por ello, el Concello insta a las personas interesadas a realizar los trámites a través de whatsapp, una opción "más ágil, rápido y eficaz".

Las tarjetas son necesarias para cualquier persona que no tenga su coche o moto empadronados en Cangas y pague el rodaje en otro municipio. Turistas, clientes de hoteles o cámpines o foráneos con segunda residencia o vivienda vacacional en territorio cangués engrosan esa lista. Quienes cumplan el requisito están exentos de portar tarjeta, porque el escáner de matrículas de la Policía Local ya lo detecta y evita la multa de forma automática. Para dar respuesta a las solicitudes por whatsapp, la Policía Local ha habilitado el número de teléfono 687 335 143, adonde hay que enviar los datos personales del solicitante, la matrícula del vehículo o vehículos (un máximo de tres coches y/o motos, aunque pueden llegar hasta cinco si se justifican esas "circunstancias especiales") y otros datos del peticionario, como la dirección de empadronamiento, de segunda residencia o de vivienda turística. aportando el código de referencia de la Xunta. Por el mismo medio se remitirá la tarjeta cumplimentada y bastará con imprimirla y colocarla en el parabrisas.

El inspector jefe de la Policía Local, Alberto Agulla, asegura que ya se han tramitado más de medio millar de peticiones por este medio y prevé que el número se incrementará significativamente conforme avance el verano y aumenten los visitantes. Los demandantes de tarjetas también pueden ser atendidos de forma presencial, vía telefónica o por correo, opciones de las que se pide no abusar para no saturar las oficinas policiales, que en los próximos días está previsto reforzar con más personal.

La medida de limitar el acceso rodado a los arenales del municipio a los foráneos suscita más revuelo fuera de la localidad que entre el vecindario, con la excepción de propietarios de leiraparkings que ven mermado su negocio por las restricciones a vehículos. El alcalde sabe que Cangas es uno de los destinos preferidos de los visitantes de fuera de Galicia y también de vigueses, pero insiste en que este verano prima cuidar la salud y evitar riesgos. El jefe de la Policía garantiza que sus agentes no pondrán multas hasta que todas las solicitudes sean respondidas, aunque también que se aplicarán las medidas "con rigor".

El novedoso método de restricción de acceso a las playas también genera dudas entre los afectados. Por ejemplo, de personas que están empadronadas y viven en Cangas, pero pagan el impuesto de vehículos ("rodaje") en otras municipios, lo que les obliga a disponer de tarjeta. También de vecinos que preguntan si familiares o amigos pueden visitarlos en sus viviendas próximas a las playas. Desde la Policía Local aseguran que pueden hacerlo sin tarjeta, siempre que vayan a aparcar en una propiedad privada y no en vía pública, pues en ese caso precisan tarjeta.

Compartir el artículo

stats