Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Récord de litigiosidad contra las aerolíneas en Vigo: ya entran 30 demandas cada mes

Los casi 350 casos de transportes de 2019 representan el 60% del trabajo del juzgado | Abundan los de retrasos o cancelaciones de vuelos y la mayoría dan la razón a los viajeros

Pasajeros en el aeropuerto de Peinador en una jornada de retrasos y cancelaciones de vuelos.  // M.G.Brea

Pasajeros en el aeropuerto de Peinador en una jornada de retrasos y cancelaciones de vuelos. // M.G.Brea

Los pleitos por cancelaciones o retrasos de vuelos han llegado para quedarse. De hecho, cada año van a más. Un claro ejemplo de este fenómeno al alza es que el Juzgado de lo Mercantil 3 de Pontevedra, con sede en Vigo, registró en 2019 su cifra récord de demandas contra aerolíneas. Concretamente, contabilizó 347 litigios en materia de transporte. Aunque en este balance se incluyen también incidencias relacionadas con el transporte terrestre y por mar, estas son una excepción y la inmensa mayoría son reclamaciones contra compañías aéreas. Así que, con este volumen anual, cada mes ya entran prácticamente 30 causas de esta materia. Es tanto el peso que tienen en el tribunal vigués que se han consolidado como su pleito estrella: representan el 60% de su volumen de trabajo, muy por encima de las también frecuentes demandas de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) por los derechos de autor o de los concursos de acreedores, que el pasado año aumentaron pero se quedaron en el medio centenar de procedimientos.

Prácticamente ninguna compañía aérea se libra de estos litigios. Un examen de una treintena de sentencias dictadas en los últimos meses por el juez vigués arroja que Iberia y Ryanair están claramente entre las más demandadas, pero hay muchas otras, como Vueling Airlines, Latam, Turkish Airlines o British Airwais. También el año pasado entró una reclamación contra Air India, por un viaje entre Bikaner y Nueva Delhi. La pasajera era vecina de Vigo, de ahí que, aunque los vuelos fuesen entre ciudades indias, decidiese plantear el caso en su ciudad, pero el magistrado emitió una resolución dictaminando que el asunto no le competía por falta de jurisdicción.

Fallos favorables

Fallos favorablesLo cierto es que salvo casos excepcionales como éste o en los que concurran otro tipo de circunstancias extraordinarias, en la inmensa mayoría de los litigios el juez falla a favor de los demandantes. Un ejemplo claro -y habitual- es un reciente pleito de un viajero que había contratado un vuelo desde Vigo a San Petersburgo (Rusia) con escala en Barcelona, así como el de regreso con idéntica parada intermedia. El viaje de ida se retrasó y el de vuelta se canceló. El magistrado estimó parcialmente la demanda y condenó, a Vueling, a indemnizar al afectado con 800 euros.

Como este caso se resuelven a decenas en el juzgado vigués. Y en otra sentencia también de hace poco el tribunal resolvió una causa que estaba todavía más clara. Tanto, que el juez en el propio fallo calificaba de "inentendible" que el asunto hubiese llegado a la vía judicial. En resumen, los demandantes habían adquirido dos billetes: iban a salir desde Vigo con destino a Chicago y después regresarían a la ciudad olívica desde México. Pero al no poder finalmente realizar el viaje, solicitaron la devolución del importe abonado. De hecho, como reconoció la propia compañía, Iberia, la tarifa permitía el reembolso. El magistrado sentenció a la aerolínea a restituir a los reclamantes ese dinero, casi 6.000 euros.

El que se de la razón a los viajeros con frecuencia es una de las claves de que estas causas se hayan disparado. En 2014, cuando se empezó a notar un aumento de este tipo de litigiosidad, hubo 91 asuntos. Desde entonces, el incremento ha sido de un 280%. En 2018 ya hubo un aluvión de procedimientos, al alcanzar los 303, pero los casi 350 contabilizados en 2019 evidencian que este fenómeno aún no tocó techo. De hecho, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) autorizó hace casi un año derivar a los juzgados de Pontevedra pleitos contra aerolíneas para aliviar la carga de trabajo de la sala de Vigo, si bien, confirman fuentes judiciales, este plan no ha llegado a hacerse efectivo -al menos de momento-.

Compartir el artículo

stats