09 de enero de 2020
09.01.2020
Faro de Vigo

La reforma de Porta do Sol obligará a desviar el bus y abrir una parada de taxis

El Concello realizará modificaciones en algunas calles para adaptarlas al paso de buses

09.01.2020 | 14:06
Infografía que muestra el aspecto que tendrá Porta do Sol tras las obras.

Cuenta atrás para el arranque de una de las grandes obras de Vigo, la que, junto con la reforma de Gran Vía y la ejecución de Vialia, tendrá seguramente un mayor impacto en el casco urbano. El Concello arrancará antes de febrero, la semana del 20 de enero, los trabajos para reconvertir Porta do Sol en una gran plaza peatonal. El alcalde, Abel Caballero, confirmó esta mañana el inicio inminente de los trabajos y avanzó que la labor de los operarios obligará a aplicar algunas modificaciones en el servicio de Vitrasa y taxis.

"Hay que desviar el transporte público y por lo tanto vamos a hacer alteraciones en algunas calles, aceras€ para adaptaras a la circulación de buses", señaló el primer edil. También los autopatronos verán cómo los trabajos afectan ligeramente a su servicio. "Tenemos que hacer una nueva parada de taxis porque Porta do Sol va a quedar cerrada algunas veces a efectos del tráfico", señaló Caballero antes de concretar que la nueva parada que prestará el servicio se situará en la calle Reconquista, situada a unos 200 metros de El Sireno.

"Hay que retirar todo el mobiliario urbano, empezar a poner las primeras vallas, señalizar la obra como corresponde y esto lo van a hacer dos equipos de trabajo. Otros dos empezarán a trabajar en la propia calle de Elduayen para ubicar los servicios, tendrán que realizar catas para las conducciones eléctricas, cableados. Va a ser determinante", detalló Caballero.

Durante los trabajos también se reforzará un extremo del paseo de Alfonso XII. "Hace unos meses descubrimos que la parte voladiza del paseo, la que da contra el mirador, estaba debilitada y por lo tanto la vallamos. El día 20 empezaremos también la delimitación de qué es lo que hay que hacer para reforzar esa obra. En la parte de abajo, en la subida de Barrio do Cura hacia el olivo, vamos a ir metiendo unos arcos de refuerzo del voladizo del paseo. Iniciaremos una gran obra que refuerza el paseo", abundó el alcalde.

Caballero recordó que la reforma de Porta do Sol, que se convertirá, recordó, en "la gran plaza" urbana de la que disfrutan otras ciudades desde finales del XIX y comienzos del XX, pero de la que Vigo carece ahora, incluye un trazado subterráneo. El Concello proyecta abrir un túnel con dos carriles de 3,5 metros de ancho que permitirán canalizar el tráfico. El primer edil insistió esta mañana en el reducido impacto que tendrán sus accesos en Policarpo Sanz y Elduayen. "Estará tan bien diseñado y con tanto efecto sobre la zona como en Urzáiz la entrada del aparcamiento. Nadie la percibe. Esto ya lo hemos hecho en Vigo. No es la primera vez que se hace. Y no será la última. La salida es blanda y convive con la semipeatonalización".

El proyecto tiene un presupuesto de 17 millones de euros y los trabajos durarán dos años, lo que ha llevado ya al Concello a estudiar cómo convivirán las obras con la intensa actividad que se genera en torno a la plaza durante celebraciones como Navidad, Carnavales, la Reconquista o la procesión del Cristo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca