Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La firma de alquiler de patinetes los reubicará en tiendas y bares

Buny retirará los vehículos eléctricos de los "aparcabicis" públicos - El servicio se prestará desde 30 negocios

Patinetes eléctricos de la empresa Buny sujetos a "aparbicis" públicos de la ciudad. // Marta G. Brea

Patinetes eléctricos de la empresa Buny sujetos a "aparbicis" públicos de la ciudad. // Marta G. Brea

Buny, la empresa que ha repartido cerca de 60 patinetes eléctricos de alquiler por todo el casco urbano, mueve ficha. Después de que el Concello decidiese retirar sus vehículos por tenerlos anclados sin permiso al mobiliario urbano -"aparcabicis", farolas y bancos-, la compañía, con sede en Madrid, ha decidido cambiar su modelo de negocio. En vez de dejar los patinetes en zonas abiertas para que sus usuarios puedan recogerlos y dejarlos tras su uso, prestará el mismo servicio desde espacios privados, como tiendas, bares o supermercados. La idea -explica su responsable, Sergi Monferrer- es seguir alquilando los patinetes y que sean los usuarios quienes puedan recogerlos y aparcarlos, pero no en superficies públicas, como ahora. Con el cambio Buny aspira a sortear los repartos del Ayuntamiento.

Monferrer asegura que la compañía ha cerrado ya acuerdos en con negocios de Vigo para habilitar una treintena de puntos de recogida y estacionamiento de vehículos. Su objetivo es disponer de un centenar y medio de ubicaciones en un par de semanas. El cambio en el servicio se aplicará -asegura el responsable de la compañía- la próxima semana. Los usuarios podrán informarse de los puntos de retirada a través de su app.

"De las seis ciudades en las que operamos, incluida Madrid, Vigo es en la que registramos mayor volumen de actividad", anota Monferrer, quien asegura que la firma ya ha trasladado sus planes al Concello, al que informará también de los puntos de recogida de patinetes.

Buny empezó a alquiler sus dispositivos eléctricos en Vigo hace varios meses, en septiembre. En un principio los situó en "aparcabicis" del casco urbano, aunque sus usuarios terminaron anclándolos a bancos, farolas, árboles... lo que provocó quejas de vecinos. El Concello asegura que desde entonces se ha advertido en varias ocasiones a la compañía de que debía retirar los patinetes, aunque sin éxito. De hecho el número de vehículos ha aumentado. Para atajar esa situación de forma definitiva, el Ayuntamiento ha decidido intervenir.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats