Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La compañía del avión siniestrado que partió de Vigo descarta la falta de combustible

-Baraja un fallo en el sistema del aeropuerto o una avería de la nave - Toman muestras del queroseno de Peinador para analizar su calidad

Los motivos por los que se estrelló el avión de carga de Ukraine Air Alliance que partió del aeropuerto de Vigo el pasado viernes con piezas de automoción para la factoría de Renault en Estambul continúan siendo un misterio para los investigadores. Sin embargo, lo que parece que pierde fuerza es la primera hipótesis de falta de combustible que sugirió el propio Gobierno Ucraniano a través de su ministro de Transportes, Vladyslav Kryklii. Según publicaban ayer varios medios de comunicación del país, la propia aerolínea ha descartado esta posibilidad después de que su vicepresidente de Seguridad, Boris Bondarenko, hablara con los tres supervivientes en el accidente. "Dicen que fue un vuelo absolutamente normal. Luego sintieron el ruido de los árboles y una explosión. No recuerdan nada más", aseguró. En el avión iban otros cinco tripulantes que fallecieron en el siniestro.

Bondarenko sugirió además que la causa de la tragedia podría haber sido un mal funcionamiento del equipo terrestre en el que se apoyan los pilotos para tomar tierra o una avería en la aeronave que la tripulación no habría notado. Fue él mismo quien rechazó que el aterrizaje forzoso se debió a una falta de combustible.

"El avión iba claramente hacia la pista. Lo que salió mal lo desconocemos", agregó Boris Bondarenko., quien además certificó que tenía autorización para aterrizar en Lviv. El avión se quedó a tan solo 1,5 kilómetros del aeropuerto y en las imágenes aéreas que se tomaron tras el accidente se puede ver como la nave está prácticamente alineada con la pista hacia la que iba. La investigación también parece que ha descartado que fuera una parada imprevista, como se llegó a especular, y que el avión sí tenía este aterrizaje contemplado en su plan de vuelo desde Vigo. Los motivos por lo que no voló directamente desde Peinador hacia Turquía se desconocen.

Recuperan las cajas negras

En cualquier caso, los investigadores han tomado ya muestras del combustible repostado en el aeropuerto de Vigo (más de 13.000 litros) para comprobar su calidad y certificar si pudo haber tenido algo que ver en el citado incidente. Se trata, en cualquier caso, de un procedimiento habitual cuando ocurre un accidente aéreo. Según pudo saber este periódico, las muestras se tomaron ya el viernes en Peinador solo unas horas después de ocurrir la tragedia. Además, los investigadores recogieron durante el fin de semana las cajas negras del avión para analizar su contenido y poder arrojar luz sobre lo ocurrido.

Varias fuentes aeroportuarias y conocedoras de la investigación aseguraron a este periódico el propio día del accidente que el avión había salido de Peinador con "combustible de sobra" para realizar la escala en Lviv antes de seguir hacia Turquía. También apuntaban a un posible error del piloto o a un fallo técnico como el que baraja ahora la aerolínea agravado por la baja visibilidad por niebla que había en el aeropuerto. "De Peinador salió con combustible de sobra. Pero además hay constancia de que antes de que el Antonov llegara a Lviv hubo seis vuelos que iban a aterrizar en ese aeropuerto y se tuvieron que desviar por la intensa niebla que había. La mala meteorología también pudo influir".

Por otra parte, algunos medios especializados especulaban ayer con que la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) ha retirado la autorización a Ukraine Air Alliance para operar en territorio europeo. Este periódico intentó confirmar esta medida a través de EASA, aunque sin respuesta.

Compartir el artículo

stats