Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pomar avisa a los rectores que sus rivales son los campus virtuales, no el de Abanca

La conselleira asegura que el visto bueno dependerá "únicamente" de que cumpla la normativa -Ve en el proyecto privado una "oferta especializada y de carácter internacional"

La conselleira de Educación, Carmen Pomar, junto a los rectores de Santiago, Antonio López, A Coruña, Julio Abalde, y Vigo, Manuel Reigosa, en un encuentro del 10 de junio en el que se trató el proyecto universitario impulsado por Abanca. // Xoán Álvarez

La conselleira de Educación, Carmen Pomar, junto a los rectores de Santiago, Antonio López, A Coruña, Julio Abalde, y Vigo, Manuel Reigosa, en un encuentro del 10 de junio en el que se trató el proyecto universitario impulsado por Abanca. // Xoán Álvarez

No es la competencia en casa, sino la que hay fuera, a la que deben de atender los rectores gallegos. Así lo defendió ayer en el Parlamento gallego la conselleira de Educación, Carmen Pomar, quien, tras recordar que en la actualidad existen más de cuarenta universidades privadas en todo el país, indicó que son "muchas" de ellas, "especialmente aquellas on line, las "competidoras reales de las universidades públicas gallegas al captar el alumnado gallego a distancia a precios privados".

"No hay que generar alarma donde no la hay", señaló la titular de Educación en alusión al proyecto de universidad privada de Afundación, la fundación de Abanca. Pomar manifestó "sorpresa" por que la posibilidad de creación de un campus privado en Galicia "esté provocando una fuerte inquietud en la comunidad universitaria", como había advertido en su pregunta parlamentaria la diputada socialista Concepción Burgo.

Pomar alegó que los promotores de la iniciativa le trasladaron a la Xunta que se reunieron con los tres rectores, los presidentes de los consellos sociales, miembros del Consello Galego de Universidades, alcaldes y presidentes de Diputación o parlamentarios y que "en ningún caso advirtieron reacciones adversas iniciales al proyecto".

Un proyecto que, de cumplir con las exigencias y requisitos que marca la ley, saldrá adelante. La conselleira proclamó: "Dependerá únicamente del cumplimiento de la normativa vigente" y especificó que desde la Xunta serán "estrictos". Antes Burgo había reclamado que el proceso sea realizado "de forma estricta, rigurosa, escrupulosa y con total transparencia" y había manifestado que los socialistas comparten la "inquietud" en el seno del Sistema Universitario Galego, "que lleva una década", denunció, "sufriendo" recortes presupuestarios y estrictas limitaciones de la Xunta a la ampliación de la oferta.

Para la conselleira, "de aprobarse la creación de la universidad privada, no tendría por qué afectar al SUG". "Tal y como manifestaron los rectores gallegos a la salida del último Consello Galego de Universidades" -del pasado día 10-, "la posición de la Consellería sobre este asunto es que se cumpla con la ley y que la autorización de la nueva universidad privada sirva siempre para enriquecer el SUG".

A su argumento de que "la existencia de universidades privadas es algo normal" y "frecuente", Burgo le reprochó si ve "necesario" que haya una en Galicia para no ser "los raros". "En ningún momento dije que fuera necesaria la existencia de una universidad privada", respondió. "Yo misma soy profesora de la pública", alegó, cuya "calidad" y "exigencia" ve "garantizada".

En relación al proyecto de Abanca, informó de que los promotores tienen experiencia en el campo universitario e infraestructuras y "la previsión de usar nuevas tecnologías" y formación presencial. El proyecto, añadió, "ampliaría la oferta formativa superior" con dos rasgos: una calidad al nivel de la pública que ya existe y "mediante el reconocimiento de la primera universidad gallega con oferta especializada en campos determinados y de carácter internacional".

Compartir el artículo

stats