Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lucía Molares: "Dejo el Sepes saneado, lo aprendido en él me ayudará en mi nuevo reto"

"El sector del suelo se está moviendo pero activarlo en una crisis tan profunda fue difícil"

Lucía Molares.

Lucía Molares.

Después de más seis años al frente del Sepes, la empresa estatal del suelo, Lucía Molares cambia sus responsabilidades y asume un nuevo cargo. Desde hace días es la nueva consejera delegada de Obras de Madrid, una empresa pública dependiente de la Comunidad madrileña. Molares, quien ostenta además la vicepresidencia del PP en Vigo, reconoce asumir su nueva tarea "con ilusión". "Me gustan los retos", señala. El cambio se produjo después de que presentara su renuncia como directora general del Sepes para sumarse al equipo del ente autonómico.

-¿Qué balance hace de su período al frente del Sepes?

-Me tocó gestionarlo en los años de crisis y fue uno de los retos más interesantes de mi carrera. Era una empresa en una situación bastante delicada y en seis años conseguí sanearla, reducir la deuda un 70% y dar resultados positivos desde 2014. Intentamos que el sector del suelo se dotara de la mayor transparencia y concurrencia. Activar un sector durante una crisis tan profunda fue difícil, pero yo me quedo con la satisfacción de los resultados. Dejo una entidad saneada.

-La demanda de suelo es muy distinta hoy que en 2012: aumenta en la industria, el residencial...

-Este año se nota que todos los días entran ventas, tanto de pequeñas parcelas como de proyectos más grandes. El sector del suelo se está moviendo. En los peores años, del 2012 al 2014, la situación sí era muy crítica y había que trabajar mucho las operaciones, con gran esfuerzo. Creo que lo que hicimos bien fue sanear todos nuestros activos. Eso permitió que cuando empezó a recuperarse la economía, pudiéramos sacar al mercado.

-Deja el Sepes tras más de seis años al frente de la entidad.

-Yo creo que en Sepes es donde más tiempo he estado, como en el Ayuntamiento de Vigo, aunque allí estuve en el gobierno y en la oposición, por lo que fueron dos facetas diferentes. Yo soy de las personas que llegan a un sitio e intentó gestionarlo de la mejor manera, pero cuando ya lo tengo? Me gustan los retos. Además yo me incorporé con un proyecto político, aunque fuera en un ámbito de gestión, y si ese equipo político termina considero que no tiene sentido que yo continúe. Ahora me ha surgido una oportunidad, un reto en la Comunidad de Madrid. Hubo una remodelación del gobierno en mayo y se ha incorporado en la Consejería de Medio Ambiente un nuevo consejero, Carlos Izquierdo, quien me ofreció incorporarme a su equipo con un proyecto parecido a lo que estaba haciendo en Sepes, pero en el ámbito de la comunidad, que es Obras Madrid. Se trata de una sociedad pública, que hay que poner en marcha. Como tal apenas tiene meses.

-¿Qué labores ejercerá ahora?

-Es un nuevo reto y creo que el conocimiento que puedo aportar del Sepes me ayudará. Esta sociedad desarrolla el suelo en la Comunidad de Madrid, también gestiona los consorcios de suelo que hay en la comunidad y tiene otro ámbito, que es el de gestionar obras a través de encargos que le hacen las consejerías. También gestiona las obras para la dirección general de administración local. Es un reto y a mí los retos me gustan.

-Usted es la vicepresidenta del PP de Vigo, ¿cómo ve el proceso interno para la elección de nuevo presidente? ¿Tiene candidato?

-Yo creo que todos los candidatos son buenos. Opino que la militancia tiene que ser libre a la hora de elegir al que considere mejor candidato o candidata. Yo puedo decir que apuesto por una mujer. Creo que sería muy bueno.

-¿Le sorprendió que Feijóo no optase a la presidencia del PP?

-Pensé que iba a hacerlo. Creo que tenía la formación y capacidad, pero es una decisión difícil. Está haciendo un buen trabajo en Galicia y si ha decidido eso es porque ha considerado que es los mejor para Galicia y para él mismo.

-A apenas un año vista de las elecciones municipales, ¿cómo ve al Partido Popular de Vigo?

-Queda un año por delante y desde luego queda mucho trabajo. Yo creo que Elena Muñoz se está esforzando en acercarse a la gente y preparar ese camino hacia mayo o junio de 2019. El resultado que tuvimos no es el deseable y por tanto hay que trabajar duro. Pero en política en unos meses las cosas pueden cambiar. Queda un año por delante para mejorar el resultado. Creo que se puede conseguir.

-¿Qué le parecen las noticias que apuntan a contactos entre Ciudadanos y Javier Guerra?

-Creo que cada uno es libre de hacer lo que quiera. Yo creo que alguien que ha estado en puestos de responsabilidad tanto tiempo en el PP? Si opta por irse a Ciudadanos, él sabrá lo que quiere y por qué lo hace. Creo que en el PP, todos, estemos o no en cargos, debemos ayudar para que el partido mejore y trabajar en un proyecto, que es lo importante, más que las personas.

-¿Se plantea regresar a la política municipal en el futuro?

-Me acabo de incorporar a un proyecto y a mí me gusta en cada momento dar lo mejor de mí. Si mañana me piden que me incorpore porque creen que puedo aportar algo en Vigo o Galicia, por supuesto que estoy a disposición del partido. Siempre que se requiera que aporte mi granito de arena, lo puedo aportar, sea en un sitio u otro.

Compartir el artículo

stats