17 de abril de 2018
17.04.2018

Los sénior denuncian ser universitarios "de cuarta categoría" y reclaman elegir al rector

Son casi 600 alumnos, "más que en muchas facultades", pero no pueden participar en los órganos de gobierno ni en las elecciones del día 23 -"Estamos frustradísimos", lamentan

17.04.2018 | 03:28
Marina Troncoso y Alejandro Otero, representantes de los universitarios sénior. // M.G.B.

Hace cuatro años, menos de 600 estudiantes de los 20.000 llamados a las urnas participaron en las elecciones universitarias. Y en el próximo Claustro dejarán vacantes 22 de las 75 plazas a las que tienen derecho. Frente a estas cifras, sus compañeros veteranos llevan años reclamando ser considerados estudiantes "de pleno derecho" para poder contar con representación en los órganos de gobierno y participar en la elección del rector. Confiaban en lograrlo durante la elaboración de los nuevos estatutos, que fueron aprobados el pasado enero, pero su propuesta ni siquiera llegó a ser defendida. Ahora solo les queda confiar en que el próximo equipo asuma sus reivindicaciones.

"Las dos candidaturas nos exponen cosas, pero de qué nos vale si no tenemos derecho a voto. Estamos frustradísimos y muy cabreados. Salustiano Mato prometió incluirnos en los nuevos estatutos y durante tres años hicimos un trabajo intenso para justificar nuestra propuesta y exponer la situación de las universidades públicas de Navarra y Murcia, donde los sénior sí pueden elegir al rector y ser miembros del Claustro. Pero ni siquiera se pudo defender. Hemos perdido la oportunidad", lamenta Alejandro Otero, presidente de la Federación Galega de Universitarios Sénior (Fegaus) y vocal de Comunicación en la confederación nacional (Caumas).

El programa de mayores suma casi 600 alumnos en los tres campus, 336 de ellos en Vigo. "Tenemos más estudiantes que muchas facultades, pero no se nos considera. Contamos con un título propio de la Universidad, nos imparten docencia los profesores de la institución e incluso compartimos clase con los alumnos reglados en el ciclo integrado. ¿Qué más quieren? Presumen de nosotros pero luego quieren que estemos tranquilitos, sin molestar. Si querían dejarnos al margen lo han conseguido. Ahora solo nos queda luchar para que nos incluyan en los nuevos reglamentos", avanza Otero.

Y es que si algo puede dar por seguro el próximo rector es que los sénior no cejarán en su lucha. "Somos un colectivo muy activo que empieza a tener fuerza y hay que tenernos en cuenta. Sobre todo en Galicia, con una población cada vez más envejecida", destaca Otero, que pone como ejemplo la conferencia internacional de universitarios mayores que Fegaus organizará el próximo mayo en Santiago.

"Nos sentimos alumnos de cuarta categoría y absolutamente traicionados. No nos valoran, parece que estorbamos. Y considerar a los mayores una molestia va en contra de los principios de la propia universidad y de la formación a lo largo de la vida que promueve la Unión Europea. No queremos que nos potencien, como dicen los candidatos al Rectorado, sino que nos reconozcan", expone Marina Troncoso, la presidenta de la Asociación de Alumnos Sénior de Vigo.

¿Será que dar voz a un colectivo tan reivindicativo genera cierto temor? "La Universidad tiene que ser un debate colectivo para llegar a la mejor solución. No debe ser una cápsula cerrada, tiene que abrirse. Pero es endogámica y está obsoleta", responde convencida Troncoso.

Los estudiantes sénior, cuya implicación y buena disposición ensalzan siempre sus profesores, también lamentan que la institución "desaproveche" sus conocimientos, pues muchos de ellos ocuparon puestos de gran responsabilidad durante su vida laboral.

"Podemos ser voluntarios en la enseñanza. Algunos de los sénior tiene experiencia de la que carecen los catedráticos. Podemos ser un apoyo para los estudiantes jóvenes en el Claustro y también un enlace de la Universidad con la sociedad", señalan Alejandro y Marina.

Ambos lamentan que el programa de mayores funciona porque ellos luchan "contra viento y marea" -"Venimos de una vida de bregar", apunta Marina- y reclaman al futuro rector un programa académico "de excelencia, que dé lustre a la Universidad".

Edita de Lorenzo, de la candidatura Ideas que Suman de Emilio Fernández, ya se reunió con ellos hace unos días y esta semana será el colectivo H2040 el que les expongan su programa electoral. A su líder, Manuel Reigosa, lo conocen bien porque iba a defender su propuesta ante el Claustro. "Buena voluntad tienen los dos, pero queremos nuestro propio espacio", sostiene Troncoso. Sus peticiones más urgentes son asignaturas comunes para los alumnos de nueva entrada y más plazas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Finalizou o Concuro Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo traballaron para contar como ven eles as Illas Cíes