Solo el 3% de los pisos de alquiler en Galicia son de megatenedores privados: 4.200 en total

Son propiedad de 41 empresas privadas | La Xunta y el Concello de A Coruña tienen otros 3.800 inmuebles en arrendamiento

Una vivienda en alquiler. |  // EP

Una vivienda en alquiler. | // EP / paula pérez

Paula Pérez

Paula Pérez

Las viviendas en alquiler en Galicia están mayoritariamente en manos de propietarios particulares, que utilizan las rentas que les pagan sus inquilinos como complemento a sus ingresos. Solo tres de cada cien arrendamientos son de megatenedores privados con 50 o más inmuebles en propiedad: se trata de unos 4.210 pisos, según la información del Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS) recabada por la plataforma Civio.

Estas viviendas pertenecen a un total de 41 empresas, entre las que hay inmobiliarias, fondos de inversión o entidades bancarias.

Pero las empresas privadas no son los únicos megatenedores de inmuebles en alquiler. Hay dos entidades públicas que tienen más de 50 viviendas en arrendamiento: son la Xunta y el Concello de A Coruña, que suman entre las dos más de 3.800 pisos.

De esta forma, en Galicia hay en total 8.047 viviendas cuyos propietarios arriendan 50 o más inmuebles. Esto supone el 5,92 por ciento del total del parque de alquiler de la comunidad. Pero el 47,7 por ciento de los inmuebles alquilados que pertenecen a megatenedores son de titularidad pública.

En concreto, la Xunta es la mayor casera de la comunidad con 3.724 pisos alquilados. Y ahora busca incrementar este parque de viviendas para arrendar y para ello ha dado orden de dejar de adjudicar vivienda de promoción pública en régimen de compra.

Según el Concello de A Coruña, ellos poseen otras 416 viviendas para alquilar, si bien el IGVS ha rebajado esta cifra a 113. Otras grandes ciudades de Galicia no disponen de un parque público de viviendas en alquiler, ni siquiera Vigo, la urbe más habitada de Galicia.

En manos privadas

El resto están en manos de 41 sociedades privadas. Según la información remitida a Civio por el IGVS, entre los megatenedores privados hay más de 2.700 viviendas que son propiedad de 24 inmobiliarias. Entre ellas, está el Grupo Lavandeira que, con cerca de 400 alquileres, es el mayor casero privado de la comunidad. Le sigue Avante Electra, empresa dirigida por los hijos de Manuel Jove, fundador de Fadesa, que tiene en sus manos 304 pisos para arrendar.

Otras 900 viviendas son propiedad de cinco entidades financieras, la mayoría de ellas (340) pertenecen al fondo de inversión estadounidense Blackstone. Además, Abanca es la titular de otros 288 inmuebles en arrendamiento.

El porcentaje de megatenedores privados en Galicia es mucho menor que en otras comunidades como la de Madrid, donde poseen el 15 por ciento de los pisos alquilados, o en Cataluña, con el 6,8 por ciento.

Aún así, el precio de los alquileres en Galicia no deja de subir. La renta media ronda ya los 530 euros tras registrar su mayor subida en ocho años, según los últimos datos del IGVS correspondientes al mes de agosto elaborados a partir de las fianzas depositadas en el organismo.

“El mercado lo dictan los grandes tenedores, pero los pequeños caseros actúan por imitación”, afirma a la plataforma Civio Adolfo Telmo Pérez, miembro del Sindicato de Vivienda de Vigo.

Precisamente la Ley de Vivienda permite poner límite a los alquileres a través de la declaración de zonas tensionadas y estos topes serán más restrictivos con los megatenedores que, según esta normativa, son aquellos que tienen 5 ó más inmuebles residenciales dentro de una misma zona tensionada o más de diez o una superficie construida de más de 1.500 metros cuadrados.

Si se es un gran tenedor no se podrá subir el precio de los alquileres más de un 3 por ciento en el año 2024, aunque no se haya declarado zona tensionada.