El Sergas encarga a expertos buscar nuevos usos de la inteligencia artificial en sanidad

Utilizará esta tecnología para detectar fracturas en las urgencias hospitalarias

Sanidade trabaja en una historia clínica inteligente que ayudará al médico con el diagnóstico

Un médico consulta una radiografía.

Un médico consulta una radiografía. / ADRIÁN IRAGO

Paula Pérez

Paula Pérez

La evolución de la inteligencia artificial (IA) es vertiginosa y sus aplicaciones en materia sanitaria transformarán la atención a los pacientes. No solo permitirá afinar diagnósticos sino también tratamientos e intervenciones. La IA ya se está empezando a utilizar en el Sergas pero su campo de actuación es enorme. Por esta razón la Consellería de Sanidade ha creado un Consello Técnico Asesor en Intelixencia Artificial, integrado no solo por miembros de la Administración autonómica sino también por representantes de las universidades, colegios profesionales, el Clúster TIC, comités éticos y expertos en protección de datos. Entre sus objetivos estará identificar nuevos usos de esta herramienta tecnológica para anticiparse a futuras demandas, así como impulsar iniciativas de captación de inversiones.

De momento, la Xunta está ya trabajando en nuevas aplicaciones de la inteligencia artificial como su uso para facilitar el diagnóstico de fracturas en el ámbito de las urgencias hospitalarias.

Muchas de estas fracturas son tan pequeñas que en los Rayos X pasan desapercibidas para el médico. De hecho, el diagnóstico erróneo o tardío de las fracturas en las radiografías es un error común que puede tener graves consecuencias para el paciente. La inteligencia artificial, sin embargo, permite detectar hasta el 92 por ciento de las fracturas óseas.

Más avanzadas están las soluciones para usar la IA en el ámbito del diagnóstico por imagen, además del uso de algoritmos predictivos para el cribado de enfermedades como en cáncer de mama o de pulmón.

Historia clínica inteligente

Todo esto es posible gracias al Big Data: la disponibilidad de cantidades ingentes de datos, el incremento exponencial de la capacidad de procesamiento de las computadoras y de almacenamiento de estas cantidades masivas de información permiten desarrollar algoritmos de aprendizaje por ordenador capaces de encontrar patrones y dar sentido a todos estos datos.

Estos algoritmos permiten ya, por ejemplo, recomendar contenidos formativos a los profesionales del Sergas y a sus pacientes o realizar estratificaciones de la características de la población.

Gracias a todos estos avances la Consellería de Sanidade trabaja ya en la elaboración de una historia clínica electrónica inteligente. Esta herramienta permitirá analizar todos los datos del paciente y servir de apoyo al médico en la toma de decisiones. Por ejemplo, podrá detectar alertas de resultados o biomedidas que puedan estar relacionadas con enfermedades graves para transmitir al médico y que este adopte medidas. Es decir, esta historia clínica inteligente servirá de apoyo al facultativo para los diagnósticos.

El Diario Oficial de Galicia publicó ya la semana pasada la orden por la que se crea este Consello Técnico Asesor en Inteligencia Artificial. Además de elaborar “mapas de demanda temprana” y detectar posibles nuevos usos, este grupo de expertos también se encargará de vigilar que el uso de esas nuevas tecnologías sea “seguro y ético”.

Entre sus objetivos también estará definir estrategias de aplicación de la inteligencia artificial en el sistema sanitario público. Además se promoverán acciones que contribuyan a la consolidación de las empresas TIC de Galicia. Para ello se creará un espacio de diálogo “abierto y permanente” con expertos y con el sector tecnológico.

Este impulso a la IA se encuadra dentro de un ambicioso programa puesto en marcha por Sanidade para la transformación tecnológica de la atención sanitaria y que cuenta con una dotación de 200 millones de euros e incluye más de 120 iniciativas.

Este Plan de Transformación e Saúde Dixital 2023-2026 busca fomentar el uso de herramientas como algoritmos y sistemas de información que faciliten al profesional la toma de decisiones minimizando así el riesgo para el paciente.

La Consellería de Sanidade defiende que Galicia es ya “un referente en España y Europa en el ámbito de la innovación en salud digital”.

“En los últimos años la velocidad de innovación en la aplicación de nuevas tecnologías para el sector sanitario alcanzó un máximo histórico con un ecosistema en pleno desarrollo alrededor sobre todo de la inteligencia artificial”, esgrimen desde la Consellería de Sanidade.

En opinión del Sergas, el “ritmo exponencial” del cambio tecnológico, y el rápido crecimiento de las tecnologías sanitarias suponen “una oportunidad para transformar” el sistema sanitario público.