Los centros de salud atienden a 700 pacientes al día por sobrepeso o patologías de nutrición

El nuevo servicio de dietista-nutricionista en Atención Primaria, que comenzó a funcionar este año con 94 profesionales, realizó ya más de 150.000 consultas en diez meses

Mujeres con con sobrepeso de Vigo realizan ejercicio.

Mujeres con con sobrepeso de Vigo realizan ejercicio. / Marta G. Brea

X. A. Taboada

X. A. Taboada

En enero de este año, el Sergas puso en marcha el servicio de dietista-nutricionista en Atención Primaria, con la incorporación a los centros de salud de 94 profesionales especializados. Solo en los diez primeros meses de funcionamiento –hasta el 30 de octubre– han realizado 151.593 consultas, por lo que de media trataron al día a 700 gallegos por problemas de sobrepeso y otras patologías relacionadas con la nutrición, el aparato digestivo o alergias alimentarias.

En un primer momento se atendía, esencialmente, casos de obesidad, sobrepeso, hipertensión, dislipemia, diabetes o insuficiencia renal. Pero a partir de marzo se incluyeron pacientes con alergias e intolerancias alimentarias, con patologías digestivas y mujeres con obesidad y problemas de alimentación en el embarazo.

En total son 26 las casuísticas que pasan por consulta, todas ellas con la característica común de que “un adecuado apoyo nutricional puede suponer una gran diferencia, causando un importante impacto positivo en la población”, destaca la Consellería de Sanidade.

Plan Obesidade Zero

Uno de los focos está puesto en los problemas de sobrepeso, mal que padece el 39% de población adulta de Galicia, lo que equivale a 849.000 personas, y además otros 357.000 gallegos (el 16,5%) sufren de obesidad. Es decir, más de la mitad de la población está afectada por un problema de peso, lo que conlleva un riesgo creciente de enfermedades que van desde dolencias cardiovasculares a una mayor incidencia de algunos tipos de cáncer.

Para atajar esta “patología”, la Xunta ha diseñado el Plan Obesidade Zero, cuyo reto es reducir un 15% la prevalencia de sobrepeso en el horizonte del año 2030, lo que supondrá, si se alcanza el objetivo, rebajar en 189.000 el número de gordos en la comunidad.

Sanidade pone de relieve que pese a ser un proyecto pionero y contar con menos de un año de andadura, el servicio de dietista-nutricionista está “plenamente integrado” en la estructura de Atención Primaria y que la actividad de los 94 profesionales ha ido en constante aumento hasta realizar ahora a una media de 15 citas diarias.

nutricionistas W

nutricionistas W / Hugo Barreiro

Desde el mes de julio, además, se ha habilitado una derivación desde los servicios de endocrinología de los hospitales para que puedan beneficiarse de este nuevo apoyo a la hora de monitorizar y cuidar de los pacientes que necesitan un seguimiento una vez salen de las instalaciones hospitalarias. De esta forma se mantiene la continuidad en el seguimiento de los enfermos independientemente del nivel asistencial al que acudan.

Tomando como referencia el pasado mes de septiembre, el mayor número de consultas se hizo en el área sanitaria de Vigo, con 3.832. Justo por debajo se situó la de A Coruña, con 3.712, y a algo más de distancia, la de Santiago, con 3.500. En todo el mes se atendieron a casi 19.000 pacientes, según los datos facilitados por la Consellería de Sanidade.

Revisión de menús escolares

También se ha involucrado a los nutricionistas en la realización de actividades comunitarias de distinta índole, alcanzando un total de 3.778 actividades grupales –como cursos o charlas– y en la revisión de 685 menús escolares para adecuarlos a los estándares de calidad y necesidades nutricionales de los alumnos. Esto supuso dar cobertura al 67% de los centros escolares gallegos en el primer año de este proyecto, “lo que demuestra su importancia y potencial en el ámbito sanitario y de salud comunitaria”, enfatiza Sanidade.