La Airef insta a la Xunta a contener el gasto en 2024 pese a que recibirá ingresos extra

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal emite este aviso dado que estos recursos adicionales, por la alta recaudación del Estado debido a la inflación, son temporales

X. A. Taboada

X. A. Taboada

La Xunta comenzó la pasada semana a confeccionar sus presupuestos del próximo año a pesar de moverse en un contexto de incertidumbre por la convocatoria electoral y la falta de datos, a estas alturas, de los fondos que recibirá del Estado y de las reglas concretas que deberá cumplir. En todo caso se prevé que Galicia, al igual que todas las comunidades, reciba una financiación extra por los elevados ingresos vía fiscal –sobre todo por la inflación– que recaudó el Estado en 2022 y que, en 2024, tocará distribuir entre los territorios por la liquidación del sistema de financiación autonómica, que se hace a los dos años.

En este contexto, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) ha remitido una recomendación al Ejecutivo gallego para que contenga el gasto y no lo incremente con cargo a esos fondos adicionales, ya que tienen un carácter estrictamente temporal y que a partir de 2025 se volverá a la senda de normalidad.

Es más, le aconseja que incluso apueste por el superávit y así pueda cerrar el año con más ingresos que gastos aprovechando la inyección de recursos adicionales.

Criterios de elaboración

Entre los criterios limitativos que rigen la elaboración de los presupuestos figuran dos básicos: el que fija el nivel de endeudamiento –objetivo de déficit– y el que determina cuánto se puede incrementar el gasto estructural de un año para otro –la regla de gasto–, ambos competencia del Gobierno central. A estas alturas y “debido al contexto de incertidumbre institucional”, como recuerda la Airef, la “única referencia actual” para 2024 es la de respetar el equilibrio presupuestario –es decir, que los gastos no superen a los ingresos–, algo que la Xunta ha contemplado en sus instrucciones para confeccionar las cuentas del próximo año.

Y es aquí donde la agencia independiente ve el peligro de incrementar el gasto público. “Existe el riesgo de que las comunidades autónomas inicien su proceso de elaboración de los presupuestos con la única limitación del equilibrio, sin tener en cuenta que parte de los ingresos con que contarán en 2024 son de carácter temporal, especialmente en un contexto en el que no se ha fijado aún una tasa de referencia para la regla de gasto”, se recoge en el informe específico referido a Galicia y publicado la pasada semana.

Incremento del gasto en un 14%

La Airef calcula que en el caso de Galicia, si la Xunta se acomoda sin más al principio del equilibrio presupuestario podría incrementar su gasto un 14% con respecto a los niveles del actual ejercicio. “Pero este crecimiento compatible con la referencia del equilibrio presupuestario resulta difícilmente compatible con el cumplimiento de la regla de gasto nacional”, advierte la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, que recuerda que la atribución de recursos del sistema de financiación volverá a la normalidad en 2025 y 2026, lo que junto a los objetivos de superávit previstos para esos años implicaría una “fuerte” reducción del gasto “difícil” de llevar a la práctica.

Ante esta situación la Airef pide a la Xunta que sea consciente del riesgo que supondría destinar a gasto estructural los fondos extra procedentes de la liquidación del sistema de financiación, que ha resultado positivo debido a que el Estado ingresó más recursos de lo que tenía previsto, unos 10.000 millones de euros solo por el efecto de la espiral inflacionista.

“Evite incrementos de gastos o reducciones de ingresos de carácter estructural financiados con cargo al incremento de ingresos temporal que se producirá en 2024 y que tenga en cuenta la aplicación de la regla de gasto, aunque suponga alcanzar temporalmente una situación de superávit”, aconseja la Airef a la Xunta.