Menos ingresos hospitalarios tras la pandemia pero estancias más largas

La suspensión de operaciones y pruebas por el COVID provocó una cifra de hospitalizaciones en 2021 aún por debajo de niveles prepandemia

Camas de la habitación de un hospital.

Camas de la habitación de un hospital. / FdV

Paula Pérez

Paula Pérez

La pandemia causó estragos en la salud de muchos gallegos y elevó las defunciones, pero, sin embargo, los hospitales nunca estuvieron tan vacíos. En 2020 se registró la cifra más baja de hospitalizaciones desde que hay estadísticas. Y un año después, en 2021 los ingresos hospitalarios seguían siendo un 10 por ciento inferiores a la época prepandemia. Sin embargo, aunque menos pacientes entraron a ocupar una cama en un centro hospitalario las estancias medias se dispararon hasta los 8,34 días.

Así lo constata la última Encuesta de Morbilidad Hospitalaria del Instituto Nacional de Estadística, con datos de 2021. Con la irrupción del COVID la mayoría de los recursos sanitarios se concentraron en combatir la pandemia. Esto obligó a reducir la actividad ordinaria en los hospitales: desde consultas a pruebas diagnósticas hasta intervenciones quirúrgicas. Por esta razón el número de hospitalizaciones se desplomó hasta las 254.526, un 15 por ciento menos que el año prepandemia.

En 2021 el COVID seguía obligando a aplazar pruebas y operaciones. La actividad de los hospitales aún no había recuperado la normalidad. Esto explica que, aunque los ingresos hospitalarios crecieran respecto al año anterior hasta situarse en los 268.860, sigan, aún así, por debajo de los datos de 2019 cuando se superaron las 302.000 hospitalizaciones.

Estancia media

Y aunque ingresan menos pacientes, los que finalmente son hospitalizados son casos más graves, de ahí que la estancia media hospitalaria bata récords en 2021 con 8,34 días, por encima de los 8 días de 2020 y de los 7,77 que se registraban en 2019.

Galicia es la sexta comunidad con mayor tasa de ingresos hospitalarios por cada 100.000 habitantes, solo superada por Cataluña, Aragón, Asturias, País Vasco y Navarra. Esto se explica por el elevado envejecimiento poblacional de la comunidad autónoma. De hecho, la mitad de las hospitalizaciones que se registran en Galicia son de mayores de 65 años.

Las enfermedades del sistema circulatorio son la que provocan mayor volumen de ingresos: 38.942 en el año 2021 –solo la hipertensión generó 7.500 ingresos–.

Y la comunidad gallega es la segunda con mayor tasa de hospitalizaciones relacionadas con el sistema circulatorio. Solo Castilla y León la aventaja por muy poco.

Las enfermedades del aparato digestivo son la segunda causa de ingresos hospitalarios: 35.297 en el último año publicado por el INE. Las dolencias del apéndice y hernia inguinal son las que provocan mayor número de entradas al hospital. En la comparación estatal Galicia ocupa el cuarto puesto como la autonomía con mayor tasa de ingresos relacionados con el sistema digestivo.

Y la tercera causa de hospitalizaciones en Galicia es el cáncer: 28.832 ingresos. En este caso, la comunidad gallega ocupa el tercer puesto del Estado con mayor tasa por 100.000 habitantes, solo por detrás de Aragón y Navarra.

El COVID, según los datos del INE, provocó 8.911 altas hospitalarias en el año 2021, más del doble de las 3.563 registradas en 2020.