Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El consumo de antidepresivos sigue al alza en Galicia y marca el máximo en 10 años

El recurso a estos fármacos en la comunidad es un 50% superior a la media estatal según datos del Gobierno | Es la autonomía líder y la cuarta que más sube desde antes del COVID

Una mujer con dos pastillas en la mano. GettyImages

Un año después de que la pandemia desencadenase el confinamiento masivo de los ciudadanos, los psiquiatras gallegos notaron ya “una primera marea” de casos de enfermedad mental tras recibir en sus consultas a un 25 por ciento más de pacientes. La Xunta también se ponía en lo peor y en su Plan de Saúde Mental de cara a 2024 auguraba que era “previsible” un aumento de la demanda de atención a medio y a largo plazo. No iba desencaminada: el incremento de conductas autolesivas en menores ha implicado actualizar el protocolo de actuación ante el riesgo suicida en los centros educativos mientras psicólogos gallegos arrancaban este año con sus agendas completas para varios meses.

En esa tesitura, y teniendo en cuenta también que Galicia es de las comunidades con una población más envejecida y que a este colectivo es uno de los que más fármacos se les receta, la comunidad ha marcado un nuevo máximo en el consumo de antidepresivos. Según la estadística recopilada por el Ministerio de Sanidad relativa a 2021 a partir de datos tanto de farmacias como de prescripción hospitalaria, el número de dosis al día por cada mil habitantes es de 139,91, lo que supone un 50% más que la cifra estatal, situada en 92,69.

El registro no solo es el más elevado en Galicia de los últimos diez años –aunque antes de 2016 el Gobierno no incluía en el recuento el dato hospitalario–, sino que también ubica a la comunidad como líder por segundo año consecutivo de la tabla autonómica en ese consumo tras desbancar del podio a Asturias. Solo desde 2018, el recurso a este tipo de medicamentos ha crecido un 17% en Galicia y es la cuarta donde más ha crecido respecto al dato prepandemia (2019).

Pero no solo los antidepresivos están cada vez más extendidos, sino también los hipnóticos e hipnosedantes (destinados a la ansiedad y problemas de sueño). Estos fármacos también alcanzan su cota más elevada de la década en Galicia –igual que en conjunto del Estado–. El Plan Nacional sobre Drogas incluye estas sustancias en sus análisis sobre consumos en la población y su última encuesta a población de 15 a 64 años muestra cómo un 22,5% ha recurrido a estos fármacos alguna vez en su vida y un 12%, en el último año. Entre los jóvenes gallegos, un 6,3% los ha consumido el último mes, informa el Sergas.

La Encuesta de Salud Europea sitúa a Galicia con un porcentaje de afectados por depresión ligeramente mayor que la media estatal, con un 5,54 por ciento. Esa misma encuesta cifra en más de 76.000 las personas que sufren un cuadro depresivo mayor, casi diez mil más que en 2014.

Compartir el artículo

stats