Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alerta por las bajas reservas de sangre en Galicia

ADOS llama a las donaciones con urgencia, sobre todo, de 0+

Autobús itinerante de recogida de donaciones de sangre, en Pontevedra. | // GUSTAVO SANTOS

Preocupación por la falta de sangre en Galicia. Si en el día a día, la pirámide de población gallega juega en contra de las donaciones de sangre –solo pueden donar personas de hasta 65 años (a no ser que sean “donantes” habituales) y los sexagenarios ya son más del 25% de la población– en estos meses de verano un cúmulo de circunstancias complica el mantenimiento de las reservas. Especialmente, hay déficit del grupo 0+.

La Axencia de doazón de órganos e sangue (ADOS) hace un llamamiento: están bajas las reservas para los grupos A+, A- y 0+ de urgencia. El buen suministro de sangre, hematíes y plasma garantiza el buen funcionamiento de las operaciones, pero en general de toda la actividad asistencial de los hospitales gallegos, ya sean trasplantes, urgencias o tratamientos. La ADOS, dependiente de la Consellería de Sanidade, traslada esta semana unidades móviles para donar en diez localidades gallegas y recuerda que los hospitales necesitan unas 500 donaciones al día para poder desarrollar su labor asistencial con normalidad. La falta de actividad en las universidades –lugares frecuentes de recogida de donaciones– y más desplazamientos, por tanto, mayor número de accidentes e ingresos hospitalarios son la tónica del verano.

La directora de la Axencia de Doazón de Órganos (ADOS) e Sangue, Marisa López García, matiza que se trata de “una actividad compleja, en un contexto sociodemográfico complicado”. “Además de dispersa, la población es mayor y en muchos casos necesitamos un soporte hemoterápico: ya sean transfusiones de plasma, sangre o plaquetas”. “Nuestros hospitales están trabajando a pleno rendimiento en verano y la sangre no se fabrica. Tenemos actividad quirúrgica programada, pacientes crónicos (gente mayor con anemia que precisa de sangre), así como actividad de transplantes, transfusiones de urgencia y accidentes de tráfico”, repasa la experta. El calor es un efecto que contribuye negativamente a las donaciones. “Nos queda mucho verano por delante y se prevé caluroso. En este momento no están comprometidas todas las peticiones hospitalarias, porque cada centro se organiza con los niveles de reserva que tenemos, pero en algún momento sí podemos no llegar a todas las peticiones” matiza. La ADOS da servicio a centros sanitarios públicos y privados.

“Tenemos que hacer un esfuerzo importante para concienciar a los jóvenes, que son imprescindibles en este contexto”, explica Marisa López en relación a que la mitad de los donantes inscritos tienen más de 43 años. “En el tramo de 18-25 años están cerca del 9,3%”. Por eso, además de llamamiento en redes sociales, el Sergas diseña una campaña esta semana con la que tratarán de sensibilizar a la población de los grupos más comprometidos. “Tenemos que ser capaces de lograr una respuesta positiva”, expresa.

El 0+ y el A+ están más comprometidos. Son los más frecuentes en Galicia y están en nivel bajo. Tenemos una alerta para el 0 positivo. Es muy necesario”, completa. Tampoco juega a favor la pandemia por COVID. “Con síntomas leves, no pueden donar en 7 días y son 14 en caso de que la enfermedad revista con mayor importancia”. “El plan B sería recurrir a otras comunidades autónomas, pero sería una opción excepcional porque queremos autosuficiencia”, alegó. Para mayor preocupación algunos de los componentes, caducan: 42 días para hematíes y 7 días para plaquetas.

Aún así, existe un número gratuito (900100828) en el que se puede consultar sobre incompatibilidades: ¿se puede donar sangre tras hacer piercing? ¿una endodoncia o tatuaje?

Compartir el artículo

stats