Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cazadores en el punto de mira de la vejez

Casi un tercio de los titulares de licencias en Galicia son mayores de 65 años | Los permisos cayeron en 20 años casi a la mitad por abandono del rural y falta de relevo

Un cazador en el monte. | // BERNABÉ / JAVIER LALÍN

Galicia envejece: sus habitantes suman años a sus espaldas y el colectivo de cazadores no es una excepción y cada vez son más quienes están en edad como mínimo de ser pensionistas. En los últimos veinte años, el peso sobre el total de cazadores de quienes soplaron al menos 65 velas se ha duplicado y en la actualidad, según los últimos datos difundidos por la Consellería de Medio Ambiente, suponen casi un tercio de los titulares de licencias en la comunidad.

La falta de relevo generacional, por un lado, y el abandono del rural, por otro, contribuyen a perfilar el fenómeno para el presidente de la Federación de Caza de Pontevedra, Francisco Couselo, quien, no obstante, defiende que hoy en día la caza debe verse como una “herramienta de gestión” que, de no existir, sostiene, “tendría que ser inventada”. En esa línea, y pese a las cifras menguantes que casi se suceden año tras año, asegura que la caza no es una actividad condenada a desaparecer. “Somos muchos y algunos quedarán”, apunta.

Estadísticas

Los datos de licencias de caza de 2021 que obran en la Administración autonómica ascienden a un total de 37.007, lo que supone casi un 30% menos que una década atrás, y en la inmensa mayoría son para uso de armas de fuego. Si lo que se toma como referencia es el dato de los albores del milenio, en 2001, cuando rondaban las 68.000, la caída está por encima del 46%. En cambio, los permisos A-2, los destinados a menores de edad y a mayores de 65 años, alcanzaron la segunda cifra más elevada de los últimos veinte años, con un total de 11.403.

Aunque esas licencias incluyen las concedidas a menores de 18 años, su cifra es testimonial. Al menos el pasado año. A la Xunta le constan 91, de modo que la práctica totalidad de este tipo de permisos está en manos de personas mayores. De esos 11.312 cazadores que peinan canas, más de la mitad están federados, en la Federación Galega de Caza. Francisco Couselo concreta la cifra: serían 6.124, de los que un total de 1.460 son residentes en la provincia de Pontevedra.

La edad para salir a cazar

La licencia, explica Couselo, es la misma, aunque el coste es inferior. La cuestión es: ¿hasta cuándo se puede o se debe cazar? El presidente de la Federación de Pontevedra defiende que “el techo de actividad cinegética lo marca cada cazador y, sobre todo, cuando supera el examen correspondiente, cuando pasa el reconocimiento médico para renovar el permiso de armas. “Cuantos más años tienes, más revisiones”, añade. De hecho, el que las licencias estén condicionadas a un psicotécnico también provoca “abandonos” por el precio y dado que la renovación es año a año. “Y después hasta que el cuerpo aguante”, añade, “porque esto no es una competición”. “Cada uno en la caza va a su ritmo y estamos disfrutando de la naturaleza; ya no es abatir, es ir al monte a dar un paseo con los perros”, explica.

Más que el envejecimiento, a la Federación le “preocupa” el relevo generacional. “Hay poco”, lamenta Couselo, y mientras tanto, la edad va retirando a los que todavía están y tampoco ayuda, lamenta, que se “criminalice al colectivo”.

Además, menciona asimismo las repercusiones del abandono del mundo del rural en modalidades como la caza menor porque se necesita un lugar donde tener a los perros y la ciudad no es el sitio. Sí dice, en cambio, que están percibiendo que “hay más mujeres que están obteniendo la licencia de caza” y entre la población urbana también se están sumando más a la caza mayor porque no se precisan perros, sino armas e ir al monte.

“Pienso que el futuro de la caza sigue estando ahí; tal vez no tan prometedor como años atrás”, concede. El año pasado, según la Federación, se estrenaron, tras aprobar el examen, 229 cazadores noveles.

Compartir el artículo

stats