Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La inflación dispara un 15% las facturas que pagan las entidades locales: 330 millones

Los servicios sin pagar aún de concellos y diputaciones rozan los 124 millones en el primer trimestre del año. Se trata del mayor desembolso de los últimos cuatro años

Obras de humanización de una calle en A Estrada. | // BERNABÉ/CRIS M. V.

Hace dos semanas, un empresario de Santa Comba, dedicado a la construcción y la albañilería, reconocía que iba a perder dinero en tres obras porque había mantenido un presupuesto de finales del año pasado y que el encarecimiento de las materias primas, como el hierro o el cemento, se iba a llevar por delante su margen de beneficio. Esa situación golpea también a las administraciones públicas, hasta el punto de que las entidades municipales de Galicia elevaron casi un 15% el coste de sus facturas en el primer trimestre del año, período durante el cual la inflación llegó a superar la barrera del 10%.

Al cierre de marzo, el encarecimiento de los precios llegó al 10,5% en la comunidad, cifra que descendió al 9,6% el pasado mayo, tras acumular año y medio por encima de la media estatal. Esa situación ha impactado en las arcas locales. En enero, febrero y marzo, sus facturas con proveedores suman 330,2 millones de euros, la cifra más alta desde 2018, según la información suministrada por el Ministerio de Hacienda, que carece de datos anteriores. Nunca desde entonces, el coste de servicios de terceros había supuesto una cifra tan grande en el primer trimestre del año.

Esos 330,2 superan los 288,1 del año pasado en 42,1 millones (+14,6%), los 300,9 de 2020, los 313,3 de 2019 y solo se sitúan por debajo de los 349,2 alcanzados en el año 2018.

La Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) evita sacar conclusiones sin analizar de forma pormenorizada las estadísticas de ejecución presupuestaria, pero reconoce el impacto del encarecimiento de materias primas y servicios derivado de la escalada inflacionista, agudizada por la guerra de Ucrania. “La inflación afecta, sin duda, a esta cuestión”, reconocen fuentes de la patronal municipal, presidida por el socialista Alberto Varela, alcalde de Vilagarcía de Arousa.

De esos 330,2 millones que suman en facturas a proveedores, 206,4 corresponden a albaranes ya pagados, cifra superior a los 194,2 del año pasado; a los 201,6 de 2020, año marcado por la irrupción del COVID-19; a los 193,4 de 2019; y a los 186,8 de 2018, de acuerdo con los balances trimestrales elaborados por Hacienda.

En el haber de pagos pendientes, los primeros noventa días de 2022 suman en el haber municipal 123,8 millones de euros, casi un 32% más que los 93,9 del año pasado. En 2019 sumaron 99,3, por 110 en 2019 y 162,4 en 2018.

Desde la Fegamp recuerdan que 2020 estuvo marcado por la irrupción pandémica y que el comienzo de 2021 se vio condicionado también por el mantenimiento de algunas restricciones, aunque no así 2019, cuyas cifras de gasto en facturas a terceros también superan concellos, diputaciones y mancomunidades.

En el primer trimestre del año un tercio de las entidades locales (un total de 109) superaron el plazo medio máximo de 30 días para pagar sus facturas, apenas una más que en el mismo período del año anterior.

Compartir el artículo

stats