Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidade se abre a corregir el sistema para filtrar citas en Primaria tras las críticas médicas

Niega que el personal administrativo tome decisiones asistenciales para marcar consultas | Alega que es similar al empleado por el 061

Consulta en un centro de salud de Ourense. | // IÑAKI OSORIO

El Servizo Galego de Saúde (Sergas) está dispuesto a revisar el nuevo sistema que quiere extender a toda la red de Atención Primaria para filtrar las citas con el médico de cabecera, después de las críticas planteadas por el Consello Galego de Colexios Médicos, en los que están representados facultativos de las cuatro provincias. Ante sus reproches, la Consellería de Sanidade matizó que se está “evaluando su idoneidad” mientras se utiliza en 30 centros de Atención Primaria, así como “realizando los ajustes que sean necesarios para seguir mejorándolo”.

Los colegios médicos se mostraron muy críticos con el XIDE, el nuevo sistema de filtrado de citas, como publicó ayer FARO. Alegan que no mejora la gestión de la demanda, amenazando incluso con “complicarla más” y consideran que se trata de un triaje “encubierto” basado en un algoritmo y no aplicado por profesionales médicos.

El Sergas matizó no solo que cuenta con un comité de seguimiento con facultativos que examina el XIDE cada quince días de cara a su mejora y ulterior ampliación a toda la red sanitaria, sino que sostuvo que se trata de un sistema “muy similar” al aplicado por las emergencias del 061 o el 112, “donde un personal teleoperador pregunta a la persona el motivo de su consulta y lo deriva a un profesional o moviliza un recurso asistencial en función de unos algoritmos previamente definidos, un sistema normalizado en Galicia que nunca fue criticado por los colegios de médicos”.

De hecho, el departamento dirigido por Julio García Comesaña sostiene que “el personal administrativo de los centros de salud no toma ninguna decisión asistencial para ofrecer cita al paciente”. En caso de negativa a aclarar su situación, añade el Sergas, “se le ofrece siempre una cita telefónica con su médico, quien podrá citarlo de forma presencial siempre que lo considere”.

Para los colegios médicos aclarar qué tareas debe asumir el personal administrativo y cuáles la plantilla sanitaria resulta clave para cumplir el objetivo de mejorar la Atención Primaria. De hecho, a finales del año pasado, el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud aprobó un plan de acción en esta línea. En él, añade el Sergas, “se recoge la necesidad de que cada comunidad autónoma implante este año un modelo propio de gestión integral de la demanda”.

Las críticas también llegan de las organizaciones colegiales de enfermería y de Agefec (Asociación Galega de Enfermería Familiar e Comunitaria), que ilustran los problemas del XIDE con un caso práctico. Ante un paciente con un golpe en la cabeza, este indica que debe ser la enfermera quien lo atienda, aunque si el paciente está a tratamiento de Sintrom (anticoagulante), recomienda su traslado a Urgencias para un TAC. “Pero con la ausencia de protocolos, se necesita una valoración médica para su traslado”, lamentan esas organizaciones en una tribuna libre en Pontevedraviva.

Los colegios de médicos mantienen también otro pulso, relativo al acceso a las pruebas de diagnóstico desde Atención Primaria. Piden no generalizar el acceso a todas las categorías profesionales. Sanidade aclara que esas peticiones “se realizarán siempre respetando el marco competencial de cada profesión”.

A este conflicto se refirió el presidente de la Xunta. Alfonso Rueda culpó de los problemas en Atención Primaria al Gobierno central por no elevar las plazas MIR y combatir así la falta de médicos, pero también reconoció la disposición a seguir las propuestas de las organizaciones colegiales. “Si hay algo que corregir, se trata de acertar”, indicó antes de asegurar que “si se pueden implantar esas sugerencias, estoy seguro de que la Consellería de Sanidade lo hará”.

Compartir el artículo

stats