La entrada en funcionamiento del AVE gallego el pasado mes de diciembre obligó a Renfe a modificar las conexiones y horarios en las dos líneas con más usuarios de la comunidad y también entre las que más demanda tienen de todo el país: el Eje Atlántico (A Coruña-Vigo) y A Coruña-Santiago-Ourense. Desde entonces, las quejas de trabajadores y universitarios por un reajuste de frecuencias adaptadas a la jornada laboral y estudiantil no han cesado; y de ellas se han hecho eco partidos políticos, ayuntamientos, el Parlamento gallego, instituciones como el Defensor del Pueblo y el Valedor, el Consello Económico e Social (CES) e incluso la Dirección de Fomento en Galicia. Tras la oleada de reclamaciones y de movilizaciones por una reprogramación del servicio, promovidas por las plataformas Perder o Tren y Media Distancia Galicia, Renfe anunció ayer modificaciones en horarios y conexiones de varios trenes para facilitar el retorno a casa de trabajadores y estudiantes de Ourense, el sur de Lugo y Valdeorras que a lo largo de la semana se tienen que desplazar hasta A Coruña o Santiago.

El primer reajuste es cambiar el tren de enlace entre A Coruña y Santiago con Ponferrada a través de Ourense. A partir del 8 de mayo, los pasajeros que viajen en el tren Avant con salida de A Coruña a las 15.10 horas, paso por Santiago a las 15.38 horas y llegada a Ourense a las 16.18, una vez lleguen a la ciudad de As Burgas podrán enlazar con el tren que viene de Vigo y pasará por Ourense a las 16.30.

El Media Distancia Vigo-Guixar-Ponferrada modificará su salida a las 14.10 horas. Eso le permitirá llegar a Ourense a las 16.30 horas y recoger a los pasajeros procedentes de A Coruña y Santiago que quieren seguir hasta las localidades de la zona sur de Lugo, Ourense y Ponferrada.