Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio Rural creará una red de aldeas inteligentes para atraer vecinos al rural

Rueda, junto a los rectores, el alcalde de Cerdedo-Cotobade y el presidente de la Fundación Juana de Vega.

La Consellería de Medio Rural quiere atraer población al rural y para ello planea crear una red de aldeas inteligentes, dotadas de servicios digitales, con una producción agraria sostenible y orientada a la economía circular. El punto de partida serán las aldeas modelo –ahora mismo hay 14 y se está tramitando la creación de otras 15–. De hecho, la Xunta trabaja ya para transformar tres de ellas: Muimenta (en Carballeda de Avia), Penedo (en Boborás) y Osmo (en Cenlle).

En las aldeas modelo se actúa sobre las tierras perimetrales que rodean el núcleo de población para poner a producir esos terrenos. De las 14 que están ya aprobadas, están en funcionamiento las de Muimenta, Penedo y Osmo, donde se han dedicado las parcelas que se movilizaron a la producción en extensivo de ganadería con razas autóctonas.

Y éstas serán también las tres primeras aldeas inteligentes. Le seguirán el resto de aldeas modelo. La previsión de la Consellería de Medio Rural es llegar a las 200.

¿Y qué es una aldea inteligente? Esta iniciativa se enmarca en el concepto de Smart Village de la UE para afrontar retos como el asentamiento de población y mejorar la seguridad alimentaria. En estas aldeas se instalarán servicios digitales. Aunque todavía no se han definido porque la Xunta ha hecho una consulta al mercado en busca de propuestas, no se trata solo de desplegar el 5G, sino por utilizar servicios geolocalizados para colaborar en la planificación y coordinación de los distintos medios de transporte y sus rutas, o en una gestión más eficiente de “las redes de distribución de agua, electricidad o alumbrado”.

Además se apostará por la bioeconomía, es decir, la producción de recursos biológicos renovables. Y se fomentará la economía circular para que los habitantes o emprendedores que se instalen en esos núcleos puedan complementar esfuerzos. También se busca recuperar los usos tradicionales que hicieron de estos núcleos uno de los mejores agentes antiincendios.

Nuevas fusiones municipales, a estudio

La Xunta ha encargado a la Fundación Juana de Vega el estudio para analizar las dos fusiones de municipios realizadas en la comunidad desde 2013 e impulsar nuevas uniones en el mapa político-administrativo local. En un acto que se ha celebrado en Cerdedo-Cotobade, municipio pontevedrés fusionado desde 2017 tras el coruñés de Oza-Cesuras, el vicepresidente del Gobierno gallego, Alfonso Rueda, junto a los rectores de las tres universidades gallegas, firmó el convenio para la realización de este estudio sobre los efectos que han tenido estas fusiones.

En su intervención, Rueda defendió que el mapa territorial gallego “necesita actualizarse” para poder ofrecer a los ciudadanos unos servicios públicos “más eficientes”. Los ayuntamientos fusionados se beneficiaron hasta ahora de las partidas destinadas al fondo especial de fusiones –más de 10,5 millones de euros en el período 2016-2021– y recibieron la práctica totalidad de las ayudas convocadas para las entidades locales que comparten servicios públicos.

Para mejorar la calidad de vida en el rural, es necesario también proteger a los ganaderos. El Parlamento gallego pidió ayer a la Xunta que reclame al Gobierno el cumplimiento de la Ley de cadena alimentaria para evitar la venta a pérdidas de los ganaderos gallegos y que reconozca, además, mecanismos como la cuenta láctea u otras aplicaciones para acreditar el coste efectivo de los productores. Ha sido a través de una proposición no de ley defendida por Elena Candia (PPdeG), en la que se han abstenido tango BNG como PSdeG.

Compartir el artículo

stats