Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La captura de lobos, a estudio si prospera el veto a su caza

Lobos en el Centro del Lobo Ibérico. Carlos Castro / EP

Con un presupuesto de 20 millones de euros, el Ministerio para la Transición Ecológica ultima la estrategia nacional del lobo. Para apoyar a las explotaciones ganaderas en medidas preventivas se destinarían 10,5 millones de euros, y los 9,5 millones restantes para el pago de daños, incluidos en el proyecto de los PGE de 2022. En Galicia, la presencia de esta especie causa estragos en las reses. Y en Asturias ya se plantean un plan B, ante la protección total del lobo impulsada por el Gobierno central y contra la que lucha judicialmente junto a otras comunidades autónomas del Noroeste –entre ellas, la gallega–. La alternativa del Ejecutivo asturiano pasa por la captura de ejemplares en vez de ser abatidos de forma controlada. Sin embargo, Galicia no contempla en principio esa posibilidad, según pudo saber este diario.

Fuentes consultadas en la Consellería de Medio Ambiente indican que “el lobo no se puede capturar al estar incluido en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (LESPRE)”. Y recuerda que esto se aplica a toda España. En el caso de Asturias, el consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial afirma que “está muy cerca la resolución en la Audiencia Nacional sobre las medidas cautelares a favor o en contra de la protección total de la especie”. Según recalca Alejandro Calvo, “si no queda más remedio, el Principado activará protocolos de ahuyentamiento y de captura”. El plan de gestión de la comunidad vecina se encuentra paralizado a la espera de que se resuelva la incertidumbre sobre la inclusión en el LESPRE. Y el consejero deja claro que la primera opción del Principado es mantener ese plan cuando vuelva a disponer de “seguridad jurídica”.

Recuerda que en esta cuestión el Gobierno autonómico socialista de Barbón se ha “enfrentado políticamente” con el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, de su mismo partido. Y defiende en ese sentido los resultados, en forma de “daños tolerables” a la ganadería, de la muerte controlada de ejemplares.

Enmienda del PP a los Presupuestos

Una de las medidas clave de las enmiendas del PP a los Presupuestos Generales del Estado es suprimir de manera inmediata la inclusión del lobo del LESPRE. Además, el texto también propone elevar a 100 millones de euros –frente a los 20 millones presupuestados– las ayudas a la ganadería extensiva para la cohabitación con este animal. Es un debate que ya estaba encima de la mesa, pero el PP lo llevará Congreso obligando al resto de fuerzas a retratarse. Y al partido de Pablo Casado no se le escapa la división que el asunto genera dentro del propio PSOE.

La apuesta verde del Gobierno y las medidas ecologistas de Ribera levantan ampollas entre algunos barones socialistas, que defienden las particularidades de sus territorios. Asturias es una de las comunidades que se opone abiertamente a que el lobo forme parte del LESPRE –interpuso un recurso contencioso-administrativo contra la orden ministerial– y Castilla-LaMancha, por ejemplo, insiste en que tiene vinculados 600.000 empleos al sector de la caza. En el caso de Castilla y León, gobernada por el PP y Ciudadanos, la oposición es también frontal.

Compartir el artículo

stats