Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La vacunación permite reducir en Galicia el gasto en material contra el COVID un 62%

Almacén de medicamentos en un hospital de Vigo. |   // MARTA G. BREA

Almacén de medicamentos en un hospital de Vigo. | // MARTA G. BREA

El pasado 27 de diciembre, Nieves Cabo, usuaria de una residencia de mayores de Santiago, se convertía en la primera gallega en recibir la vacuna contra el COVID-19 y a comienzos de mayo, la totalidad de mayores de 60 años había recibido al menos una dosis del preparado para inmunizarse. Ese proceso redujo sensiblemente las hospitalizaciones y casos más severos de la enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2, lo que permitió rebajar el gasto en productos sanitarios específicos para luchar contra la pandemia. En el primer semestre el desembolso de Galicia se redujo un 62% hasta los 22 millones.

¿De qué productos se trata? Desde equipos de protección individual a respiradores artificiales y otros fungibles sanitarios. A pesar de ello, el envejecimiento que afecta a Galicia, con más de una cuarta parte de su población por encima de los 60 años, genera un sobrecoste sanitario debido a las dolencias crónicas. Por ello, el descenso en material antiCOVID no palió el aumento general producido en la compra de estos productos.

Durante el primer semestre, la Xunta gastó algo más de 827 millones de euros, lo que supone un aumento del 7,8% respecto al mismo período, más del doble de la media estatal del 3,1%, según los datos del Ministerio de Hacienda. Se trata de la sexta mayor subida en la clasificación autonómica.

La principal parte de la factura afecta a los productos sanitarios y medicamentos con receta, que en solo seis meses han supuesto casi 389 millones, seguidos de los 288,3 de fármacos de uso hospitalario y los 150,1 de productos sin receta. En estas categorías se incluyen desde prótesis de cadera a catéteres o compuestos farmacológicos para combatir el cáncer.

En el caso de los productos y medicamentos específicos para combatir los efectos del COVID-19, Galicia desembolsó el año pasado algo más de 115 millones de euros, con 61,5 durante los ocho primeros meses del ejercicio en el que apareció esta nueva enfermedad. La media mensual comparada con la de este 2021 arroja un descenso del 62%.

A nivel estatal, la factura total del año pasado ascendió a 2.630 millones, mientras que durante el primer semestre del presente ejercicio se situó en 553,6, según las cifras de Hacienda.

El envejecimiento y la cronicidad de los problemas asociados han elevado continuamente la factura en medicamentos y materiales sanitarios de las administraciones. En el caso de Galicia, el año pasado se batió el récord con 1.591 millones, 385 más que en 2014.

La evolución es similar a nivel estatal. Se pasó de un desembolso total de 18.886 millones en 2014 a los 26.461 del año pasado.

Compartir el artículo

stats