Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los rechazos a la vacuna de la gripe en el mínimo por temor al COVID: 20.000 noes

Vacunación de la gripe.

Hace alrededor de once meses, a finales de septiembre del pasado año, la Consellería de Sanidade comenzaba el despliegue de la campaña de vacunación de la gripe “más importante” realizado hasta el momento en la comunidad ante la coincidencia con el COVID. De entrada, se pusieron sobre la mesa existencias de récord, más de 651.000 dosis, que al final, con aportaciones del Ejecutivo central, llegaron a superar la barrera del millón, y la gran mayoría se utilizaron. La convivencia con la pandemia alentó la inmunización en un contexto en el que la Xunta recordó que “contra la gripe, tenemos vacuna”. Al final, la situación de pandemia elevó la cobertura de inmunizados al máximo anotado y dejó las renuncias expresas a recibir la inyección en el mínimo.

Las autoridades sanitarias ya trabajaban con la previsión de lograr una mayor “adherencia” en la inmunización por la “concienciación” ante el coronavirus. Lo avanzaba en septiembre el director del Centro Nacional de la Gripe de Valladolid, el gallego José María Eiros Bouza, y lo confirman los datos recogidos por el Sergas en el informe final de campaña.

Renuncias a vacunarse de la gripe en Galicia

2016

30.431

65 o más años

32.728

TOTAL

2017

33.382

36.429

2018

27.926

30.893

2019

23.974

26.784

2020

17.899

19.510

RENUNCIAS EN 65 O MÁS AÑOS POR ÁREAS SANITARIAS

EN 2020

Número (%)

Vigo

3.891 (3,07)

A Coruña

2.928 (2,15)

Lugo

2.764 (2,87)

Pontevedra

2.645 (3,8)

Ourense

2.490 (2,58)

Santiago

2.180 (1,97)

Ferrol

998 (1,92)

Simón Espinosa

Renuncias a vacunarse

de la gripe en Galicia

TOTAL

2016

30.431

65 o más años

32.728

2017

33.382

36.429

2018

27.926

30.893

2019

23.974

26.784

2020

17.899

19.510

RENUNCIAS

EN 65 O MÁS AÑOS

POR ÁREAS SANITARIAS

EN 2020

Número (%)

Vigo

3.891 (3,07)

A Coruña

2.928 (2,15)

Lugo

2.764 (2,87)

Pontevedra

2.645 (3,8)

Ourense

2.490 (2,58)

Santiago

2.180 (1,97)

Ferrol

998 (1,92)

Simón Espinosa

Renuncias a vacunarse de la gripe en Galicia

2016

30.431

65 o más años

32.728

TOTAL

2017

33.382

36.429

2018

27.926

30.893

2019

23.974

26.784

2020

17.899

19.510

RENUNCIAS EN 65 O MÁS AÑOS POR ÁREAS SANITARIAS

EN 2020

Número (%)

Vigo

3.891 (3,07)

A Coruña

2.928 (2,15)

Lugo

2.764 (2,87)

Pontevedra

2.645 (3,8)

Ourense

2.490 (2,58)

Santiago

2.180 (1,97)

Ferrol

998 (1,92)

Simón Espinosa

El documento permite constatar cómo la cifra de rechazos entre aquellos colectivos pertenecientes a la población diana a los que se les ofertó alcanzó el valor más bajo del último lustro. En total, dijeron que no a la inyección de la gripe 19.510 gallegos, lo que supone casi 7.300 menos (un 27 por ciento) que en la campaña anterior. Aun así, quienes se negaron a recibir la vacuna forman parte de lo que el Sergas considera grupos de riesgo (mayores, ciudadanos institucionalizados, pacientes con patologías con mayor riesgo de sufrir complicaciones...) En concreto, los mayores de 65 o más años, uno de los colectivos donde se hace más hincapié, protagonizaron casi 18.000 rechazos, nueve de cada diez.

En cifras absolutas, el área sanitaria de Vigo ostenta el liderazgo en rechazos en jubilados, al sumar casi 3.900. No obstante, el Sergas destaca “especialmente” la rebaja de renuncias en Vigo con respecto al año anterior. En porcentaje, sería Pontevedra la que lidera las objeciones. En A Coruña y en Lugo se observaron “ligeros” incrementos en las renuncias.

La campaña de la gripe de 2020-2021 se desplegó en plena segunda ola de COVID. Uno de los temores de la Xunta, también en el Gobierno central, era el efecto sobre el sistema sanitario y la población de afrontar dos afecciones a la vez. Sanidade apeló a que “la vacuna (contra la gripe) se demostró segura y eficaz para disminuir el número de complicaciones de esta enfermedad, lo cual, este año, con la convivencia con el SARS-CoV-2, adquiere una mayor relevancia si cabe, ya que debemos cuidar el sistema sanitario para que tenga la capacidad de asumir la atención a los pacientes que presenten cualquiera de estas enfermedades, ayudando a disminuir el núme ro de muertes, ingresos y enfermos”.

En el grupo de edades de 65 a 69 años se dispararon un 37% los vacunados

decoration

La llamada de atención de las autoridades, el temor al COVID o la “concienciación” ante la pandemia a la que hacía alusión el director del Centro Nacional de la Gripe hicieron que los resultados de la campaña sean de récord.

La Xunta apunta en el balance que la convivencia con el COVID “disparó claramente la demanda de vacunas en determinados momentos”, lo que hizo “complicada la gestión” de dosis en los puntos de vacunación. Llegaron a darse problemas de suministro que obligaron a cancelar citas a los menores de 65 años en el área de Vigo y en zonas como el Deza, por ejemplo.

Si hubo menos renuncias explícitas, también se notificaron más aceptaciones que un año atrás en el programa de “promoción activa” de la vacuna que funciona desde 2017 y que consiste en mensajes y llamadas del personal de enfermería de los centros de salud a pacientes de 65 a 74 años que a mediados de diciembre aún no se habían vacunado y no tenían cita para hacerlo. Se hicieron unas diez mil llamadas y 1.284 gallegos accedieron, un 12,8%.

Todos los datos que maneja la Xunta relativos a la campaña que arrancó el octubre del pasado año registraron un incremento. En la población de 65 o más años, la cobertura de vacunación fue del 71,66%, once puntos más que un año antes y el mejor dato en lo que va de siglo, y en concreto entre los jubilados de 65 a 69 años, las dosis se dispararon un 37 por ciento.

Asimismo, como indica el Sergas, se logró una “importante mejora” en la inmunización de embarazadas, al sobrepasar por un amplio margen –casi diez puntos– la meta fijada (que establecía un 60 por ciento de mínimo). También el personal médico y de enfermería del Sergas respondió más que nunca, aunque el dato se quedó al borde del objetivo marcado, un 75%.

La Xunta trabaja con la idea de que el COVID siga incentivando la vacunación de la gripe. En mayo de este año, cuando el Consello de la Xunta dio luz verde a la compra de inyecciones contra la gripe para la nueva campaña, planteó una cifra que roza las 886.000 dosis –145.800 más que un año atrás–, previendo un incremento de las vacunaciones “ligado a la actual pandemia de coronavirus”, indicó el Ejecutivo.

Solo una muestra positiva del virus de gripe B entre seis mil analizadas en toda la temporada

Al margen de la exitosa campaña de vacunación, el coronavirus borró de los mapas sanitarios la gripe. En el último informe de ingresos distribuido por la Consellería de Sanidade correspondiente a la temporada de la enfermedad 2020-2021 así como en el informe final se indica que no registró ningún hospitalizado con gripe confirmada en Galicia. Eso permitió que todos los esfuerzos que otros años estuvieron dedicados a la gripe, pudieran en esta ocasión centrarse en el COVID. En el documento balance, el Sergas explicita que “en lo que se refiere al sistema de vigilancia microbiológica, en toda la temporada se detectó solamente una muestra positiva”, “un virus de la gripe B, de un total de 6.031 muestras analizadas”. El sistema de vigilancia de ingresos con gripe confirmada, al que llegó información de los hospitales gallegos, tampoco declaró ningún caso en toda la temporada. No obstante, Sanidade matiza que tanto desde el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades como desde la OMS se destaca “la importancia de tener presente que la pandemia puede ser responsable de una disrupción en la busca y prestación de atención médica en los casos de gripe, así como en la capacidad de realización de pruebas”, por lo que instan a interpretar “con cautela” los datos referidos a lo que fue en Galicia una temporada “absolutamente excepcional, sin evidencia de difusión del virus de la gripe en la comunidad”.

Compartir el artículo

stats