Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pandemia desplomó el gasto por hogar en Galicia a su nivel más bajo en 14 años

La pandemia desplomó el gasto por hogar en Galicia a su nivel más bajo en 14 años |  HUGO BARREIRO

La pandemia desplomó el gasto por hogar en Galicia a su nivel más bajo en 14 años | HUGO BARREIRO

El confinamiento obligado por la pandemia ha alterado los hábitos y también las economías de los hogares gallegos, que no gastaban tan poco al menos desde 2006. Cada familia desembolsó de media 24.975 euros en 2020, un 7 por ciento menos que el año anterior y la cifra más baja desde que hay registros. Pero además hay cambios importantes en el reparto del gasto.

Baja el dinero destinado a hostelería y transportes, mientras sube en alimentación, vinos y cervezas | Las familias gallegas, a la cabeza con el mayor desembolso en bebidas alcohólicas

Con los bares cerrados y las restricciones impuestas a la movilidad, el dinero dedicado a restaurantes y hoteles se desplomó un 37 por ciento y la factura en el concepto de transportes bajó otro 26 por ciento. Y al salir tan poco de casa, los gallegos se conformaron con llevar puesto el chándal: hubo una reducción del 33 por ciento en vestido y calzado. Eso sí, los gallegos no dejaron de tomarse sus copas y sus cervezas, incluso durante la reclusión domiciliaria. Por esta razón, el gasto en alcohol y tabaco creció un 21 por ciento. Y el desembolso en alimentación también sufrió un alza del 10 por ciento.

  • La baza de los gallegos ante la crisis: ahorro de récord y deuda en mínimos
    Los depósitos en Galicia superaron en marzo los 67.000 millones de euros, un 24% más que el importe de sus créditos | Los préstamos a administraciones se disparan

A pesar de gastar más en comida y bebida, cada hogar gallego rebajó su factura anual en 1.871 euros el pasado año. Según los datos de la Encuesta de Presupuestos Familiares del Instituto Nacional de Estadística (INE), el desembolso por familia en Galicia sigue por debajo de la media nacional (26.995 euros al año). De hecho, es la séptima comunidad con menor gasto por hogar.

¿Y cómo se reparte el presupuesto familiar? Un tercio se lo lleva la vivienda y los gastos asociados como reparaciones o recibos de luz, agua o gas. Cada hogar destinó 7.945 euros a este concepto. Aunque el desembolso se mantiene prácticamente igual que el año anterior, al reducirse otros gastos gana peso en el conjunto de la economía doméstica. Así, uno de cada tres euros lo absorbe la vivienda. A pesar de ello, Galicia es la quinta comunidad que menos dinero destina a este concepto.

El segundo gran gasto de las familias gallegas es la alimentación, a la que dedican el 18 por ciento de su presupuesto anual, tres puntos más que el año anterior. El confinamiento obligó a los gallegos a comer más en casa, muchos incluso empezaron a dedicar más tiempo a la cocina y se iniciaron en la repostería. La factura en alimentos y bebidas no alcohólicas subió de 4.198 euros en 2019 a un total de 4.620 euros en 2020.

En lo que más gastan los hogares gallegos en su cesta de la compra es en carne: 1.000 euros al año. Sin embargo, no fue el consumo que más se incrementó durante la pandemia. El gasto de alimentación que más creció en 2020 fue el de legumbres y hortalizas: sufrió un incremento del 23 por ciento. Los gallegos también desembolsaron más dinero en la compra de fruta (un 16 por ciento más) y otro 15 por ciento más en leche, queso y huevos.

Pero no todo fue alimentación sana. El dinero destinado a azúcar, confituras, miel, chocolate y confitería se elevó también un 14,8 por ciento respecto al año anterior. En bebidas como el café, el te o el cacao cada hogar se gastó 106 euros, un 15 por ciento más.

Pero el mayor incremento registrado en los presupuestos familiares del pasado año fue en alcohol y tabaco. Cada hogar gastó 652 euros solo en bebidas alcohólicas y cigarrillos, cuando en 2019 el desembolso había sido de 536 euros.

La pandemia obligó a cerrar bares y restaurantes o bien a limitar su aforo. El consumo de alcohol se trasladó a las casas. Se puso de moda quedar por videoconferencia con los amigos para tomar el vermú o compartir unas copas. Las cervezas volaron de los stands de los supermercados. El resultado fue un 33 por ciento más de gasto en cerveza y un 16 por ciento más de desembolso en vinos, según la encuesta del INE.

Y esto colocó a los hogares gallegos a la cabeza en gasto de alcohol y tabaco, seguidos de Andalucía y Aragón. En 2019 Galicia ocupaba el sexto puesto.

Por el contrario, las restricciones a la movilidad permitieron a las familias ahorrar en la compra de vehículos, combustible, en reparaciones del automóvil y en servicios de transporte como tren, autobús o avión. La cuantía anual media destinada por cada hogar gallego el pasado año a este concepto fue de 2.641 euros frente a los 3.597 euros que se gastaron en 2019. El desembolso en transportes pasó así de representar el 13,4 por ciento de las economías familiares al 10,58 por ciento.

Pero el mayor desplome lo sufrió la hostelería: solo 1.400 euros por hogar en 2020 frente a los 2.242 del año anterior. Galicia se convirtió además en la sexta comunidad autónoma con menor desembolso en restaurantes y alojamientos.

La suspensión de las clases en los colegios permitió a las familias ahorrarse también gastos en enseñanza pasando de dedicar 267 euros en 2019 a 251 euros el pasado año.

El gasto en ocio y cultura cayó pero ligeramente, solo un 1 por ciento, debido a que, aunque los gallegos fueron menos al teatro, al cine o a conciertos, esto se compensó con un incremento del dinero destinado a libros (un 36 por ciento más) y un 66 por ciento más de desembolso en juegos de azar, según la encuesta del INE.

Compartir el artículo

stats