Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Quieres mudarte a una aldea abandonada? Visita esta web

Ángeles Vázquez, en primer término, ayer en Sober, donde se pone en marcha la iniciativa. |   // FDV

Ángeles Vázquez, en primer término, ayer en Sober, donde se pone en marcha la iniciativa. | // FDV

La Consellería de Medio Ambiente se propone reactivar la Galicia vaciada con la captación de población a las zonas que llevan décadas deshabitadas y hacer del rural un lugar atractivo para los jóvenes que se han visto obligados a hacer las maletas por la falta de oportunidades laborales y la escasez de servicios para asentarse en los concellos donde nacieron sus padres o abuelos. Para ello, el departamento que dirige Ángeles Vázquez ha lanzado una plataforma web en la que se podrán ofertar propiedades en municipios en estado de abandono, tanto para la venta como alquiler.

El portal está disponible desde ayer y, por el momento, solo ofrece información de inmuebles localizados en el municipio lucense de Sober, en la Ribeira Sacra, el ayuntamiento elegido para realizar la prueba piloto de lanzamiento. En la actualidad, Galicia suma ya casi 1.900 aldeas abandonadas y casi 10.000 de sus 28.500 pueblos tienen menos de diez vecinos.

En su visita a Sober para presentar la iniciativa, la conselleira de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, animó a los demás concellos con núcleos rurales en situación de abandono a sumarse a esta plataforma para atraer a población. Con el objetivo de extender esta herramienta digital, firmó ayer el protocolo de colaboración con el presidente de la Fegamp, Alberto Varela; el presidente del Colexio Oficial de Administradores de Fincas de Galicia, Martín Bermúdez de la Puente; y el presidente del Colexio de Axentes da Propiedade Inmobiliaria da Coruña, Herminio Carballido.

La plataforma está abierta no solo a los ayuntamientos, que pueden incorporar información sobre las zonas y lugares en situación de abandono en sus municipales, sino también a particulares que tienen inmuebles en ese tipo de núcleos para que saquen al mercado sus propiedades y a los potenciales compradores de viviendas en el rural.

“El objetivo es movilizar por toda Galicia inmuebles y núcleos abandonados, total o parcialmente, para darles una segunda vida y atraer a gente a vivir en el medio rural”, animó la conselleira.

La iniciativa pretende equilibrar las dos velocidades existentes en Galicia: el dinamismo alrededor de las ciudades y el éxodo del rural. Esta situación se evidencia en el mercado inmobiliario. Los polos de atracción para la inversión son las ciudades y sus cinturones metropolitanos, con Sanxenxo y Oleiros erigidos como las Marbellas gallegas con solares urbanizables que cotizan cada vez más al alza. La otra cara del sector la protagonizan los pequeños y medianos concellos, con las provincias de Ourense y Lugo junto con el interior de Pontevedra y A Coruña marcadas en rojo, con operaciones de compraventa residuales. Estos municipios –200 de los 313 de la comunidad– solo captan una de cada diez ventas de viviendas en Galicia. “Son la cara y la cruz del mercado inmobiliario gallego”, advierte el presidente de la Federación Gallega de Empresas Inmobilarias, Benito Fegein. Son precisamente los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes –el 83% del conjunto– los que concentran la mayoría de viviendas vacías en Galicia: el 60%.

La creciente demanda de pisos y casas en las urbes y los ayuntamientos limítrofes, donde la oferta es cada vez más reducida y, en consecuencia, los precios continúan en aumento mes tras mes, contrasta con los escasas e incluso nulas operaciones en los municipios de la Galicia vaciada, pero también en villas y ayuntamientos de tamaño medio. Una situación que lleva a dejar cada vez más viviendas vacías en esas áreas con escaso tirón. El mapa de los pisos y casas sin inquilino en Galicia da cuenta de ese mercado inmobiliario a dos velocidades. De los ya más de 330.000 inmuebles residenciales desocupados en la comunidad, casi 200.000 se ubican en ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes, según datos de la patronal inmobiliaria. Es decir, 260 municipios gallegos concentran seis de cada diez pisos y casas vacíos.

Compartir el artículo

stats