Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Congreso retoma el traspaso de la AP-9 a Galicia

Tramo de la AP-9 en Santiago, recientemente ampliada, que funciona como circunvalación. |   // XOÁN ÁLVAREZ

Tramo de la AP-9 en Santiago, recientemente ampliada, que funciona como circunvalación. | // XOÁN ÁLVAREZ

La Mesa del Congreso ha desbloqueado la tramitación de la ley que busca traspasar a la Xunta la titularidad y las competencias de la Autopista del Atlántico, la AP-9, y ha puesto fin a las sucesivas prórrogas semanales del plazo para presentar enmiendas que impedía, de esta forma, que la norma pudiese avanzar en su camino. Con ello, el diputado del BNG, Néstor Rego, calcula que la norma podría estar aprobada en otoño, si no hay “nuevas demoras”.

La ley, que llegó al Congreso con el respaldo unánime del Parlamento gallego, fue admitida por el pleno el pasado febrero pero no pasó de esa fase, porque desde entonces quedó paralizada en la práctica al ser objeto de hasta quince ampliaciones del plazo para que los distintos partidos pudieran incorporar enmiendas al articulado elaborado por el Parlamento de Galicia.

Desde el patio del Congreso, el diputado gallego explicó que el BNG convocó hace unos días a los diputados de las fuerzas políticas para abordar “conjuntamente” las posibles acciones con el objetivo de agilizar el proceso.

También solicitó a la Mesa que no prorrogase más el plazo de enmiendas, ya que a su juicio la ley se ha estado “dilatando de manera injustificada”. Finalmente, el órgano de gobierno de la Cámara acordó terminar a las seis de la tarde de ayer el plazo de presentación de enmiendas al articulado de la ley, lo que debería reactivar su tramitación.

Demanda unánime del Parlamento

El traspaso de la AP-9 lleva años reclamándose desde Galicia. El Parlamento gallego aprobó un primer texto por unanimidad en marzo de 2016, pero tuvo que presentar otros dos textos ante el veto del entonces Gobierno de Mariano Rajoy.

Un veto levantado por el Ejecutivo del PSOE tras la investidura de Pedro Sánchez en 2018, lo que permitió su debate ante el pleno en diciembre de ese año, pero tampoco pudo prosperar por la disolución anticipada de las Cortes Generales por las elecciones de abril de 2019.

Además de pedir la agilización de la ley del traspaso, el diputado nacionalista también ha reclamado al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que cumpla el compromiso para poner en marcha “de manera inmediata” los descuentos previstos en los peajes y ha criticado que el Gobierno los retrase de forma “injustificada”.

“Que la Autopista del Atlántico sea gallega debe ser el primer paso para conseguir una autopista libre de peajes para acabar con esta estafa legalizada que sufrimos todos los gallegos. Ahora se da un paso más en un camino que no lleva a un objetivo claro para el BNG, que la AP-9 deje de tener peajes”, insistió Néstor Rego en Madrid.

Enmiendas del PP

Tras conocerse el desbloqueo de la propuesta legislativa, el PP presentó inmediatamente una serie de enmiendas que buscan “evitar” que el traspaso acarree “una carga económica” para la Xunta. Así lo explicó el diputado Celso Delgado, que apuntó que el objetivo de las propuestas de su grupo va en la línea de conseguir que el traspaso de la infraestructura vaya acompañado de los recursos necesarios para su funcionamiento.

“Debemos evitar que la transferencia se convierta en una carga económica para la Administración autonómica y que esta tenga que asumir cuestiones como el costo de las bonificaciones o la financiación de las obras necesarias, en su mayor parte programadas y comprometidas desde hace años”, indicó el parlamentario.

A su juicio, “aceptar” que la Xunta asume el coste de estas cuestiones “equivaldría a condenar a los gallegos para pagar dos veces a autopista, por la vía de los peajes y por la de los recursos públicos”.

“Consideramos que las enmiendas presentadas son justas, equitativas y también asumibles, dado que las obras necesarias en la autopista que se solicitan y las bonificaciones fueron comprometidas por la Administración General del Estado”, remarcó Delgado.

Compartir el artículo

stats