El pleno de la Diputación de Lugo, en el que están representados PSOE, PP y BNG, ha apoyado por unanimidad una moción impulsada por los nacionalistase en contra de la propuesta del Gobierno central de cobrar peajes en las autovías para la financiación de la conservación de estas infraestructuras.

Eso sí, la iniciativa aprobada incorpora una enmienda del PSOE en la que se precisa que se rechaza la medida siempre y cuando no haya un consenso en el ámbito estatal entre las partes implicadas para la aplicación de dichas tasas.

El presidente de la Diputación, el socialista José Tomé, remarcó que los socialistas son contrarios a que la medida se lleve a cabo “si no hay un consenso” a nivel nacional por parte de las partes implicadas. “Si hay consenso, bien; pero si no, no se debe producir”, indicó.

En todo caso, añadió que “lo que está haciendo el Ministerio de Transportes” es “continuar” un estudio iniciado por el Ejecutivo que dirigió en su día el popular Mariano Rajoy.